Transferidos por empresas, una opción para pequeños empresarios, no solo para multinacionales

Foto: Mario Gualy Méndez

Por: Claudia Palacio

claudiap@filici.com

Claudia Palacio, es una consultora especialista certificada en Inmigración Canadá. Palacio, nos mantendrá informados en Canadá en las Américas sobre los últimos cambios, leyes e inquietudes en el tema de inmigración. Si usted desea comunicarse con la asesora lo puedes hacer al siguiente correo: claudiap@filici.com

 

Toronto, julio 25 de 2018.- Dentro de las muchas posibilidades que ofrece Canadá para inmigrar están los programas de negocios. Los que conducen directamente a residencia permanente son manejados por cada una de las provincias. Dentro de ellos el monto mínimo de patrimonio que el candidato debe tener y el monto mínimo de inversión que deben hacer en Canadá está claramente estipulado, además de algunas otras condiciones que se tienen en cuenta como por ejemplo e nivel de idioma, la ciudad especifica donde va a operar la compañía y para algunas de las provincias incluso la edad y los años de experiencia como dueño de empresa o alto cargo ejecutivo que tenga el candidato. Dentro de estos programas provinciales normalmente las provincias emiten una carta de soporte para un permiso de trabajo de 2 años durante los cuales el candidato debe llegar a la ciudad donde planteo abrir la empresa y poner ésta en marcha. Si durante este tiempo el candidato cumple con lo ofrecido en el business plan (que se convierte en un contrato con la provincia) la provincia emitirá el certificado de nominación y con ello el candidato puede solicitar la residencia permanente en Canadá. Este es el proceso más conocido en este momento, pero definitivamente no el único ni el más fácil.

Hay otro programa, un poco menos conocido pero no por ello menos atractivo, que son los transferidos por compañías (intracompany Transferees). Este programa funciona para ciudadanos de cualquier país del mundo que sean dueños de su empresa, altos ejecutivos de empresas o que tengan conocimiento especializado sobre algún proceso de la empresa y cuya compañía matriz necesiten abrir operaciones en Canadá. Este programa, a diferencia de los programas de negocios a través de las provincias, no conduce directamente a la residencia permanente pero podrían ser el puente para obtenerla.

Dentro del programa de intracompany transferes no hay un monto mínimo de inversión requerida. Esta inversión debe ser sustancial. Sustancial significa que esté acorde con lo que necesita la empresa para entrar en funcionamiento. Para algunos sectores empresariales como por ejemplo los manufactureros la inversión puede ser de varios cientos de miles e incluso millones de dólares si tenemos en cuenta que hay que comprar maquinarias alquilar bodegas y contratar un buen número de empleados. Para empresas prestadoras de servicios la inversión no tiene que ser tanta ya que pueden ser unos cuantos empleados y una oficina pequeña lo único que se necesite para operar. La clave de inversión en estos procesos están en la definición de “sustancial” que como dije, depende de lo que necesite una empresa para operar y no de un monto establecido por el gobierno, contrario a lo que ocurre con los programas de negocios manejados por las provincias.

La desventaja que tienen los permisos de trabajo adquiridos bajo el programa de intracompany transferee, con respecto a los programas de negocios de las provincias, es que estos no conducen directamente a la residencia permanente. Las personas que tienen permisos de trabajo bajo el programa de intracompany transferes, si son empelados de la compañía para la que trabajan podrían obtener puntos adicionales en el Express Entry por la experiencia laboral en Canadá y después de un año de trabajar con la empresa, si la empresa quiere continuar empleándolos, podría recibir también 50 o 200 puntos por lo que se conoce como “Arranged Employment” dependiendo del cargo que ocupen en la empresa. Cuando son los dueños de la empresa los que tienen el permiso de trabajo por esta transferencia la situación es un poco más complicada porque para que estos 50 o 200 puntos adionales se les otorguen tienen que demostrar que cumplen con la definición de “empleados”. Esta definición está dada por la ley laboral de Canadá y si se cumple o no con ella depende de varios factores. De no cumplirse con la definición la obtención de la residencia podría ser complicada, si no se alcanza el puntaje suficiente para ser invitado a solicitar la residencia bajo el Express Entry, a menos de que se cuente con una estrategia alterna como por ejemplo la obtención de la residencia a través de la pareja. Debido a esto es que vale la pena hacer un análisis del caso antes de lanzarse a la obtención de los permisos de trabajo, en caso de que el objetivo final sea la obtención de la residencia permanente.

Bajo la categoría de intracompany transferes las posibilidades de obtención de permisos de trabajo están abiertas para dueños y empleados de compañías de todos los tamaños, aun empresas con solo dos o tres empleados, y no únicamente para multinacionales que es la idea generalizada; pero no por ello significa que cualquier empresa califique. Para obtener estos permisos de trabajo es necesario demostrar la razón por la cual la empresa y la economía Canadiense se beneficiarían con la apertura de una subsidiaria en Canadá, el cargo que ocupa la persona en la empresa matriz y el cargo que ocuparía en la empresa subsidiaria en Canadá. Estos procesos son cortos y definitivamente una muy buena opción para quienes tienen un negocio que puede beneficiarse abriendo operaciones en Canadá y que pueden con ello contribuir con la economía Canadiense al mismo tiempo.

Claudia Palacio., RCIC

ICCRC R 416911

*Claudia Palacio es Consultora de Inmigración Certificada y colaboradora de Canadá en las Américas. Pueden dirigir sus preguntas a : claudiap@filici.com

 

Scroll To Top