Trabajar en Canadá

Canadá está de moda entre cientos de miles de personas alrededor del mundo que desean emigrar de sus países a un país donde sienten que pueden tener una mejor calidad de vida para ellos y/o sus familias y en donde pueden encontrar mejores oportunidades de trabajo con mejores ingresos y poder adquisitivo. Es muy cierto que Canadá le abre las puertas a los extranjeros a través del programa de inmigración más generoso del mundo. Esto no quiere decir que los inmigrantes lleguen a Canadá e inmediatamente se integran a la vida productiva del país con excelentes empleos. Hay muchos retos en este campo – sobre todo para ocupaciones reguladas.

No obstante desde finales del Siglo XX y lo que va del Siglo XXI, la economía de Canadá ha creado y continúa creando miles y miles de empleos. Desde el año 2002, la economía ha creado más de un millón de empleos (recordando que la población no llega a los 34 millones).

De hecho uno de los problemas que enfrenta el país y que tanto el sector público como el privado están tratando de solucionar es el hecho de que la población del país es insuficiente para todos los empleos que se estarán creando en las primeras décadas del siglo en curso.

Demográficamente Canadá está envejeciendo y millones de canadienses están por jubilarse – de manera que no hay suficientes trabajadores para todos los empleos que se generarán. Esto se puede atacar a través de productividad y exhortando a los canadienses a que no se jubilen a la edad que se quieren jubilar. La otra manera de alivianar la situación es mejorando el programa de inmigración para que los inmigrantes tengan mejores oportunidades y se integren a empleos adecuados a su experiencia.

Existe muchísimo trabajo en Canadá. El reto de los inmigrantes es conocer la cultura laboral canadiense, dominar el idioma oficial (inglés o francés) de la provincia en donde radicarán, tener los recursos suficientes para subsistir durante su busca de empleo y, en el caso de ocupaciones reguladas, suficiente para cubrir los gastos que conllevan su revalidación y recertificación bajo estándares canadienses.

En conclusión, si el lector está interesado en inmigrar a Canadá, la recomendación es hacer una investigación exhaustiva del mercado laboral canadiense en el rubro en el que desea laborar, así como los requisitos y costos que pueden haber para certificarse en su ocupación (si es una ocupación regulada).

En el caso de ocupaciones bajo presión (es decir aquellas en las cuales hay problemas para llenar plazas en distintas provincias), aplica la misma recomendación pero además es aconsejable el contactar empresas directamente y si es necesario viajar a conocer posibles empleadores con el fin de obtener ofertas de empleo que le permitan obtener un permiso de trabajo (visa temporal con la cual puede vivir en Canadá y posteriormente solicitar residencia permanente.

Scroll To Top