Son ahora las aerolíneas el primer filtro de inmigración?

Por: Claudia Palacio

claudiap@filici.com

Claudia Palacio, es una consultora especialista certificada en Inmigración Canadá. Palacio, nos mantendrá informados en Canadá en las Américas sobre los últimos cambios, leyes e inquietudes en el tema de inmigración. Si usted desea comunicarse con la asesora lo puedes hacer al siguiente correo: claudiap@filici.com

 

Toronto, noviembre 8 de 2017.- Durante el fin de semana un amigo mexicano me llamo para preguntarme si era procedimiento regular que en el aeropuerto de Ciudad de México el representante de una aerolínea se pusiera en contacto, desde su celular personal, con un oficial de Inmigración Canadá para conducir una entrevista a un viajero.

Esta “corta entrevista “ a las 10 de la noche del sábado, termino con la cancelación de un eTA a un pasajero que se encontraba en el mostrador de la aerolínea haciendo su registro para abordar.

Sobra decir que las circunstancias sonaron bastante extrañas. 10 de la noche del sábado, llamada del celular de un representante de la aerolínea a un oficial del consulado de Canadá en México, cuatro preguntas sobre la cantidad de dinero con que viajaba la persona y después de terminar la llamada la notificación, por parte del funcionario de la aerolínea, de que Inmigración Canadá había cancelado el eTA y por tanto no podía abordar el avión.

La página de Inmigración Canadá mostró el eTA a probado hasta el lunes en la mañana pero en la tarde el viajero recibió un correo de Inmigración Canadá oficialmente cancelando el eTA, anotando específicamente que el viajero había tergiversado u omitido información determinante en el momento de solicitud del eTA.

Desde que entró en operación el eTA para ciudadanos Mexicanos varios cambios se han dado en el procedimiento de abordaje en los aeropuertos. Durante los primeros días del eTA, funcionarios de la Embajada de Canadá en México se encontraban en las salas de abordaje revisando que cada uno de los viajeros tuviera sus documentos en orden y en algunos casos haciendo entrevistas cortas. Una vez las aerolíneas se familiarizaron con el procedimiento de revisión del eTA la presencia de funcionarios de inmigración no fue necesaria en los aeropuertos. Solo cabe suponer con lo que ocurrió el fin de semana pasado que los agentes de las aerolíneas ahora tienen línea directa con los funcionarios de inmigración de Canadá a cualquier hora del día o de la noche y cualquier día de la semana cuando se encuentran con un viajero que les parece “sospechoso”.

Aun cuando hasta este fin de semana no había oído de ninguna persona a la que el eTA o la visa le hubieran sido canceladas previo abordaje del vuelo, ciertamente esta situación pone a pensar un poco en las precauciones que deben tomar los viajeros a Canadá. Las aerolíneas ahora tienen cierta influencia en quienes deben o no deben abordar un avión. Esta situación me hizo recordar que en Septiembre, en un viaje de regreso a Canadá, una funcionaria de Air Canadá en el momento en que me acerque a hacer el registro, de una manera muy amigable, empezó a preguntarme por mi libro favorito, de que se trataba, cuando lo había leído, porque era mi libro favorito, porque volver a Colombia tantas veces en un año y porque razón me había ido a vivir a Canadá. Después de responder le pregunté cuál era la razón de las preguntas a lo que me contestó con un simple: “necesitamos saber si usted está nerviosa cuando responde y de saber que lo está, poder tomar medidas que prevengan que usted sea una viajera que pueda de una u otra forma ser “problemática”. En retrospectiva, los funcionarios de las aerolíneas ahora tienen más poder que el simplemente seleccionar la silla que se le adjudica al viajero: fueron entrenados en análisis psicológico de los viajeros.

Solicitar un eTA es un proceso sencillo. El cuestionario es corto y en teoría no se requiere mayor conocimiento para completarlo. “Nada de qué preocuparse” como me han dicho varios Chilenos y Mexicanos que ya son portadores de esta autorización de viaje. Sin embargo, el hecho de que a cientos de personas se les niega la entrada a Canadá cada mes, y muchos de ellos portadores de eTA, significa que si hay razón para que estas solicitudes, por sencillas que parezcan sean tomadas en serio. Toda la información que se le entrega a Inmigración Canadá en cualquier tipo de solicitud es almacenada en una base de datos y accesible fácilmente para revisión por parte de cualquier funcionario interesado e incluso para los clientes que quieren conocer las razones de negativa o de aprobación de sus procesos.

En vista de que las visas de turismo y eTA son aprobadas basadas en la capacidad que tenga el viajero de pagar por su viaje y regresar a su país de origen, los vínculos que tenga con su país de origen (trabajo, estudio, familia etc) y sobretodo la credibilidad que tenga la persona en el momento de ser “entrevistada”, es importante que los viajeros tengan a mano la información necesaria para corroborar lo que declararon en sus solicitudes.

Los cargos por tergiversación, omisión o mentira son graves. La sanción para solicitar cualquier otra visa a Canadá es de 5 años durante los cuales ninguna solicitud de esta persona va a ser revisada, simplemente negada por ser inelegible.

Sobre esta eTA cancelada en el aeropuerto, a mí personalmente me quedan varias inquietudes que solamente podrán ser despejadas obteniendo las notas del caso de este viajero. Pero como recomendación a quienes vienen de turismo a Canadá: estén preparados para que el primer filtro sea por parte de la aerolínea, estén listos y atentos a contestar a sus preguntas y satisfacer los requisitos de para ser considerados turistas reales aun con quienes en teoría no tienen la potestad de ponerlo en duda.

 

Claudia Palacio., RCIC

ICCRC R 416911

 

*Claudia Palacio es Consultora de Inmigración Certificada y colaboradora de Canadá en las Américas. Pueden dirigir sus preguntas a: claudiap@filici.com

Scroll To Top