Seis muertos y 5 heridos graves deja atentado terrorista en Quebec

Foto MarioLas autoridades canadienses intensifican los operativos con el fin de dar con el paradero de los responsables de un atentado terrorista a una mezquita ocurrido en la noche del domingo 29 de enero en la ciudad de Quebec Canadá que dejó como saldo 6 muertos y 5 heridos graves.

De acuerdo con las primeras versiones entregas por las autoridades, indica que dos personas abrieron fuego contra un Centro cultural Islámico ubicado en las periferias de la ciudad y al mismo tiempo reportaron la detención de dos personas sospechosas al parecer una de origen musulmán y otra de origen Canadiense.

Algunos de los heridos presentan heridas graves, explicó la vocera de la policía provincial de Quebec, Christine Coulombe, a primera hora del lunes. Los fallecidos tendrían entre 35 y 70 años aproximadamente, agregó.

En el momento del ataque, en el interior de la mezquita había más de 50 personas y 39 de ellas salieron ilesas, agregó.

Uno de los sospechosos fue detenido en el lugar del tiroteo y el otro cerca, en d‘Orleans, Quebec. La policía, que no cree que haya más implicados, no identificó a los arrestados.

“La comunidad musulmana fue el objetivo de este ataque homicida”, dijo Philippe Couillard, primer ministro de la provincia de Quebec, en una conferencia de prensa a primera hora de la madrugada del lunes

El acto terrorista ha causado consternación en medio de la comunidad musulmana al igual que del gobierno canadiense. Para este lunes se celebrarán diversas concentraciones de solidaridad en diversos puntos de Quebec y en el país, agregó Couillard explicando que la región se unirá para expresar su horror.

Coulombe confirmó también que los dos sospechosos están en custodia. Tiempo después fueron identificados por la policía como Alexandre Bissonnette y Mohamed Khadir, según consignó la prensa local.

De acuerdo con información obtenida la cadena TVA Nouvelles, el primer sospechoso es un hombre de 27 años con un fuerte acento de Quebec. El segundo es de origen marroquí, y tendría unos 30 años. Ninguno tenía antecedentes y la policía no sabía nada de ellos previamente.

Uno de los sospechosos, presuntamente Khadir, fue detenido por la policía poco después del ataque.

Mientras que Bissonnette fue encontrado en un puente de la ciudad tras haber llamado al 911 para entregarse. En su auto se encontraron dos rifles similares al AK-47, reportó La Presse.

Una fuente dijo a Radio Canadá, la radio pública del país, que los dos sospechosos eran estudiantes en la Universidad Laval, pero la institución educativa no pudo aún confirmarlo.

Entre tanto continúan las reacciones tanto del gobierno Nacional como provincial, autoridades, reacciones políticas al igual que de la sociedad canadiense quienes condenado este ataque terrorista. El alcalde de la ciudad de Quebec, Regis Labeaume, se mostró visiblemente impactado.

“Ninguna persona debería pagar con su vida por su raza, su color, su orientación sexual o sus creencias religiosas”, manifestó Labeaume.

Entre tanto el primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau, al condenar los hechos violentos contra esta mezquita, no dudo en calificarlo como un acto terrorista. Agregó, que “Mientras las autoridades siguen investigando y los detalles tienen aún que ser confirmados, es conmovedor ver esta violencia sin sentido. La diversidad es nuestra fuerza, y la tolerancia religiosa es un valor que, como canadienses, valoramos profundamente”.

También, Trudeau expresó su pésame por los muertos en el “cobarde ataque”.

Entre los fallecidos habría dos argelinos, un tunecino, un marroquí y dos provenientes de países africanos, según reportó el Journal de Québec.

 

Scroll To Top