Qué paso con el misil balístico Intercontinental lanzado por Corea del Norte a EE UU

Por: Mario Gualy Méndez

 

Montreal, noviembre 29 de 2017.- Nada frena a Corea del Norte. Ni las ocho rondas de sanciones de la ONU ni el estrangulamiento económico ni las amenazas de destrucción masiva de EE UU. El régimen de Pyongyang puso fin hoy a más de dos meses de inactividad y lanzó un nuevo misil que, tras alcanzar una altura récord, acabó en el mar de Japón. La prueba, la vigésima del año, arruina las esperanzas de una apertura de negociaciones y reinstaura la retórica bélica que ha presidido este pulso desde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca.

La carrera es contrarreloj. Los expertos de la CIA y los analistas surcoreanos consideran que a Corea del Norte le faltan solo unos pocos meses para alcanzar su objetivo: un misil balístico intercontinental con capacidad para estrellar una bomba atómica en suelo estadounidense. Es el peor escenario, aquel que Trump ha puesto como línea roja irrenunciable. Si el tirano Kim Jong-un logra su meta, nadie se atreve a pronosticar cuál será la reacción de EE UU.

Por el momento, Pyongyang ya asegura el misil lanzado tiene capacidad para alcanzar “todo el territorio de Estados Unidos”. En un anuncio televisado, siguiendo el patrón que se repite tras cada misil, el régimen comunicó el éxito del lanzamiento y aseguró que ya ha alcanzado su objetivo “histórico” de ser un estado nuclear.

Qué se sabe del nuevo misil balístico intercontinental lanzado por Corea del Norte capaz de alcanzar a “todo EE. UU.”

El anuncio del nuevo misil llegó horas después de que Pyongyang lanzara un proyectil que, según confirmaron varios expertos, alcanzó una altura y un tiempo de vuelo mayor a los utilizados en otras pruebas realizadas por el gobierno de Kim Jong-un.

La noticia elevó la tensión más todavía. Corea del Norte aseguró este miércoles que “todo el territorio continental” de Estados Unidos se encuentra al alcance de su nuevo misil balístico intercontinental: el Hwasong-15.

El anuncio llegó pocas horas después de que Pyongyang realizara el lanzamiento de un cohete que, según confirmaron varios expertos, alcanzó una altura y un tiempo de vuelo mayor a los utilizados en otras pruebas realizadas por el gobierno de Kim Jong-un.

De acuerdo con un comunicado difundido por la televisión norcoreana, con el nuevo misil, el país había cumplido “la gran causa histórica de completar la fuerza nuclear estatal”.

Según Pyongyang, se trata del “cohete balístico intercontinental más poderoso que ha alcanzado la etapa de finalización”.

Pocos minutos después del anuncio, el presidente Donald Trump escribió en Twitter que Corea del Norte aseguró que se encontraba en las etapas finales de desarrollo de un arma nuclear capaz de llegar “a partes” de Estados Unidos, pero que eso “¡No sucederá!”.

Según explicó en su cuenta de Twitter el especialista en armamento norcoreano Scott LaFoy, Pyongyang cambia el número de los misiles cuando realizan cambios significativos en su estructura física.

Lo que se sabe

Y, de acuerdo con el comunicado norcoreano, el Hwasong-15 es un cohete capaz de transportar una “ojiva pesada supergrande” que “tiene muchas más ventajas en sus especificaciones tácticas y tecnológicas” que el Hwasong-14, que se probó el 4 de julio pasado.

En ese entonces, Pyongyang aseguró que se trataba de un misil de largo alcance que podría llegar a “cualquier parte del mundo”.

Pero EE.UU. aseguró que en realidad se trató de un misil de rango intermedio y que Kim Jong-un todavía no contaba todavía con tecnología suficiente para aislar y montar una ojiva nuclear en el mismo.

Scroll To Top