Provincia de Quebec en Canadá prohibió el velo Islámico por seguridad

 

Por: Mario Gualy Méndez

Montreal, octubre 19 de 2017.- El parlamento de la provincia de Quebec en Canadá, prohibió este miércoles el uso de nicab y burka o el velo islámico, tradicionales prendas islámicas femeninas, en las oficinas y servicios públicos por razones de “seguridad”.

El nicab es un velo que cubre completamente el rostro, dejando sólo libre los ojos; mientras que el burka cubre la cabeza, aunque hay algunas que se extienden a todo el cuerpo.

La limitación del uso de estas prendas es aplicable a autobuses, trenes y para todo tipo de trabajos en áreas del estado, incluso en hospitales y escuelas.

La ministra de Justicia de la provincia canadiense de habla francesa, Stéphanie Vallée, explicó que la ley es necesaria por “razones de seguridad”.

“Es una normativa para la convivencia y sobre la neutralidad del Estado”, dijo.

El proyecto de ley 62 del gobierno liberal sobre la neutralidad religiosa fue sometido a votación este miércoles por la mañana en la Asamblea Nacional de Quebec.

Los liberales, que tienen una mayoría en el parlamento provincial, votaron a favor del proyecto de ley, mientras que todos los demás partidos votaron en contra.

Los dos principales partidos de oposición, el Parti Québécois y la Coalición Avenir Québec, argumentó que la legislación no es prudente.

La legislación prohíbe a los trabajadores públicos -incluidos médicos, maestros y empleados de guarderías-, así como a aquellos que reciben un servicio del gobierno, que cubran sus rostros.

Se extendió a los servicios municipales, incluido el transporte público, en una enmienda hecha en agosto.

No todos en Canadá están de acuerdo. El alcalde de Montreal, Denis Coderre, quien está en medio de una campaña electoral municipal, ha criticado abiertamente la ley, acusando al gobierno provincial de sobrepasar su jurisdicción e ignorar el carácter multicultural de su ciudad.

En tanto, los conductores de autobuses de Quebec demandan claridad sobre la ley que prohíbe a los pasajeros cubrir las caras y se preguntan si tendrán que hacer bajar a las musulmanas que lo hagan.

La aprobación de la ley, sin el apoyo de los tres partidos opositores al gobierno liberal de Philippe Couillard, llega luego de una década de polémicas sobre las relaciones entre el Estado quebequés y algunas minorías.

El tema es sensible en Canadá, y particularmente en la francófona Quebec, donde la población le dio la espalda al catolicismo en los años 60, pero donde movimientos de extrema derecha han surgido recientemente en protesta contra comunidades inmigrantes.

La ministra de justicia de Quebec, Stéphanie Vallée, explicó que la ley aplicará para cualquier forma de cubrir el rostro, incluso habló de gafas oscuras de sol o capuchas, así sea para cubrirse del frío, las cuales, en teoría, tendrá que quitarse para poder utilizar el transporte público.

La medida ha generado todo tipo de reacciones.

El Colectivo Canadiense Antiislamofobia (CCAI en francés) calificó esta nueva ley como “anticonstitucional”. “No se trata de una ley de neutralidad religiosa del Estado, sino de una ley islamofoba y sexista, porque sólo ataca a las mujeres musulmanas que visten el niqab sobre la base de sus convicciones religiosas”, dijo el representante del CCAI, el polémico Adil Charkaoui.

Sin embargo, la opinión es popular de que la nueva ley del gobierno liberal podría sufrir un revés en los tribunales, pues podría ir en contra de las libertades religiosas.

Scroll To Top