Procedimiento para pedir refugio

Para pedir refugio, una persona debe poder demostrar que tiene un temor bien fundado de persecución en su país por una de las cinco razones enumeradas en el convenio de Ginebra de 1951: persecución por razones de raza, nacionalidad, religión, por opinión política o por pertenecer a un grupo social en particular. Este último es el más complicado pero también es el que tiene muchas posibilidades, dado que puede ser una persona que esta siendo perseguida por su pareja (violencia doméstica), por orientación sexual, etc.

También puede ser sujeto de refugio una persona que puede sufrir torturas o malos tratos o que puede correr riesgos en su país, donde es el gobierno el que lo está persiguiendo o no lo puede proteger de quienes lo persiguen.

Otra cosa que es muy importante a tener en cuenta es que la razón por la cual se pide refugio tiene que ser planteada por la persona misma, ya que es ella quien ha vivido la situación de riesgo y por tanto es quien conoce las razones por las cuales sufre dichas amenazas. Estas razones, en consecuencia, no las puede inventar otra persona.

Ciertamente hay casos en que algunas personas son engañadas para que pidan refugio en Canadá, pero también es muy difícil creer que un adulto, y especialmente personas que tienen un nivel bastante alto de sofisticación y educación, no entiendan lo que esta pasando. La realidad es que muchas personas en algún momento creen que es mucho más fácil pedir refugio como una solución para conseguir permiso de trabajo, asistencia social, seguro de salud, etc., y no piensan en las consecuencias a las que puede llevar el mentir ante un tribunal de inmigración o ante un oficial de inmigración.

También sucede que en muchas ocasiones, después de que la persona se da cuenta que ha cometido un error, cuando ya ha pasado un año o año y medio y ya está con un pie en el avión, trata de quitarse la responsabilidad echándole la culpa a las personas que la guiaron en el proceso de refugio. Pero aquí es una situación en la que se debe ser honestos con uno mismo y aceptar las responsabilidades, ya que si bien es cierto que hay profesionales sin escrúpulos a quienes lo que les interesa es ganar dinero fácil haciendo cualquier tipo de trámites, también es cierto que el cliente tiene la responsabilidad del caso dado que la Corte Federal no acepta el concepto de ignorancia como razón por haber mentido o presentado un caso de este tipo cuando no es genuino.

En este sentido, es cierto que una solicitud de refugio probablemente puede solucionar inmediatamente el problema de la permanencia en el país, pero esta es una solución momentánea, a corto plazo, ya que una vez que el Consejo de Refugio determina que la persona no es refugiada genuina, automáticamente le van a dar una orden de salida, y si no la cumple la van a deportar.

A veces parece más fácil venir y pedir refugio, pero la verdad es que este es un proceso difícil que puede generarle muchísimos problemas si usted no es verdaderamente un solicitante de refugio genuino. La mejor opción es buscar el programa adecuado para que usted pueda inmigrar legal y genuinamente a Canadá.

Scroll To Top