Principales cambios a la ley de refugio en Canadá

Con el fin de lograr ahorros de tiempo y dinero en el proceso y para favorecer a aquellos que si tienen real necesidad de refugio o asilo político, el gobierno canadiense introdujo reformas a su Ley de Refugio.

Las decisiones sobre las solicitudes de asilo son tomadas por los funcionarios públicos empleados en la independencia de Inmigración y Refugiados de Canadá (Inmigration and Refuges Board of Canada, IRB).

Las personas que presenten una solicitud de refugio se reunirán con un funcionario público en el IRB el plazo de ocho días. Esta entrevista será de recopilación de información y la entrega de formularios debidamente diligenciados y se determinará una audiencia ante otro servidor público en el IRB con un plazo no mayor a 60 días. Si en la audiencia la solicitud es aceptada el peticionario recibiría el estatuto de refugiado y podría solicitar la residencia permanente inmediatamente.

Si una solicitud de asilo es rechazada, la mayoría de los demandantes tendrían derecho a apelar la decisión de la nueva División de Apelación de Refugiados de la IRB. Apelaciones se decidiría por el Gobernador en Consejo designados en la IRB. Esta apelación incluiría una revisión de la decisión. Todos los reclamantes no seguirían teniendo la opción de solicitar al Tribunal Federal que revise una decisión negativa.

Las reformas propuestas también incluiría la autoridad legislativa para elaborar una lista de los países de origen seguros: Países que no producen refugiados, tienen un historial sólido de los derechos humanos y ofrecen protección estatal fuerte.

Un demandante de asilo de un país designado de origen seguro no estaría en condiciones de apelar una decisión negativa a la División de Apelación de los Refugiados. Sin embargo, estas personas podrían solicitar al Tribunal Federal que revise una decisión negativa.

Recomendación

Veo que muchas personas, al momento de empezar su solicitud de refugio a Canadá (o Australia u otros países) acuden directamente a la Embajada de ese país. Antes de hacer eso, hay que recordar que, de acuerdo con las convenciones internacionales, el refugio en el exterior es una ayuda de último recurso, que se utiliza después de haber agotado las medidas posibles en su país de nacionalidad y/o de residencia permanente.

En Colombia, el número de solicitudes de asilo que recibe la Embajada de Canadá es astronómico. Por lo tanto, la demora es excesiva, la tasa de rechazo es enorme y es esencial presentar una solicitud que sea lo más pertinente y creíble posible y que demuestre con detalles la situación de peligro y/o persecución en la cual uno este y por qué no puede encontrar alternativas a este peligro o a esta persecución. Si existe una situación urgente, lo más conveniente, antes de escribir a la Embajada de algún país extranjero, es de acudir a una institución internacionalmente constituida con el mandato claro de ayudar a los refugiados y desplazados, es decir el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (http://www.acnur.org/) en inglés UNHCR, United Nations High Commissioner for Refugees.

El personal del ACNUR estará mucho más habilitado en ayudarle de manera inmediata y después, si esta institución lo recomienda con la Embajada (de Canadá, de Australia, u otro), sus posibilidades de ser aceptado/a serán mucho más grandes.

Las oficinas del ACNUR en América latina vienen listadas aquí:

http://www.acnur.org/index.php?id_pag=165

En Colombia, verán que existen oficinas en Bogotá, Barranquilla, Bucaramanga, Medellín, Pasto y varios departamentos.

Scroll To Top