Plan migratorio para el 2011 anuncia gobierno de Canadá

El gobierno federal ha presentado su plan de Inmigración para el 2011. En él se incluyen algunas buenas noticias, especialmente para los inmigrantes de la clase trabajadora y para aquellos que sueñan con reunirse nuevamente con sus familias. El Ministerio de Ciudadanía e Inmigración aceptará alrededor de 265,000 inmigrantes en el 2011, 60% de los cuales llegarán a Canadá para participar directamente en el mercado de trabajo.

Las proyecciones indican que en aproximadamente un lustro, el crecimiento de la fuerza laboral dependerá totalmente de la inmigración, algo que finalmente ha sido reconocido por el gobierno.

Como siempre ocurre a inicios de noviembre, el Ministerio de Ciudadanía e Inmigración de Canadá presentó su reporte anual. En él se señala que los niveles de inmigración deben ser mantenidos para ayudar a la recuperación económica, dijo el ministro Jason Kenney.
Kenney anunció que en 2011 Canadá aceptará entre 240,000 y 265,000 inmigrantes, la misma cifra que en 2010, y que aumentará en 1,125 el número de refugiados que serán reasentados en el país.

El Ministerio de Ciudadanía e Inmigración de Canadá destacó que el 60 por ciento de los inmigrantes que llegarán al país lo harán bajo la categoría económica.
“La economía de Canadá exige, tras la recesión, un elevado nivel de inmigración legal para mantener la fortaleza de nuestra fuerza de trabajo. Al mismo tiempo, estamos manteniendo nuestro compromiso a la reunificación de familias y refugiados” señaló a través de un comunicado el ministro de Inmigración.

El gobierno federal dijo que aceptará un mayor número de esposos y niños bajo la categoría familiar y que los 1,125 refugiados extra que aceptará este año son parte de un compromiso de aumentar la cifra en 2,500 durante los próximos tres años.
En total, Canadá aceptará entre 23,200 y 29,000 refugiados.

Kenney afirmó que en 2008, el último año del que se disponen cifras completas, Ottawa reasentó más refugiados que ningún otro país del mundo excepto Estados Unidos y que Canadá acepta uno de cada 10 refugiados del mundo.

“Estos refugiados son seleccionados y filtrados por Canadá y vienen aquí legalmente. Esperamos darles un nuevo inicio seguro”, dijo Kenney.
Por categorías, Canadá aceptará en 2011 entre 150,600 y 161,300 inmigrantes de la categoría económica, de 58,500 a 65,500 de la categoría familiar, entre 23,200 y 29,000 personas protegidas y entre 7,700 y 9,200 en otras categorías como razones humanitarias.

En 2009, Canadá había establecido la llegada al país de entre 240,000 y 265,000 inmigrantes y cerró el año con 252,179 llegadas.
Como muchos otros países desarrollados con poblaciones en envejecimientos e índices de natalidad en franco decrecimiento, en el futuro no muy distante Canadá podría no contar con suficiente gente para mantener activa su fuerza laboral, lo cual en consecuencia llevaría a un estancamiento e incluso una caída en la economía.

Aunque la mayoría de los nuevos ingresos a la fuerza laboral de la nación continuarán saliendo del interior del país, sin la inmigración, su tamaño se contraería. Dentro de los próximos 5 años, el 100% del crecimiento de la fuerza laboral provendrá de la inmigración, según los expertos.

Una de las mejores noticias para los inmigrantes ya establecidos en este país es que, al parecer, el gobierno ha entendido la importancia de la reunificación familiar. Por ello, se permitirá un mayor número de patrocinios de esposos e hijos bajo la categoría familiar.

Dentro de la categoría de economía, el plan para el 2011 ha buscado un balance de admisiones entre las selecciones federales y las provinciales para poder ayudar al crecimiento del mercado laboral de cada región del país. Programas provinciales ayudarán a distribuir los beneficios de los inmigrantes en todo el territorio nacional. 25% de los inmigrantes que lleguen a Canadá bajo esta categoría serán destinados a otras provincias además de Ontario, Columbia Británica y Quebec, comparado con solo un 11% que era distribuido en el resto de las provincias y territorios en 1997.

El programa ‘Skilled Worker’ permanecerá prácticamente sin alteraciones. Este programa permite la admisión de varios trabajadores, incluyendo técnicos y profesionales que llegan a reforzar la fuerza laboral más especializada.
El plan anual de Ciudadanía e Inmigración es parte del reporte presentado por este departamento al Parlamento cada inicio de noviembre.

Scroll To Top