Nuevo gobierno de Canadá introduce cambios para reformar la ley de ciudadanía

passport Canada 2El gobierno Liberal Canadiense de Justin Trudeau, comenzó a ejecutar lo que prometió en su campaña electoral de revertir varios puntos que introdujo el anterior gobierno de Stephen Harper, a la ley de la ciudadanía Canadiense.

El debate que más acaparó la atención en su paso por el camino electoral a dirigir la primera magistratura de Canadá, fue precisamente el tema de la ley de la ciudadanía. Hoy parece ser una realidad.

El ministro de inmigración, John McCallum, informó que ya fue radicado un proyecto de ley para reformar la ley de ciudadanía con el objeto de revertir varios puntos que introdujo el saliente gobierno conservador.

Los principales cambios que se le introducirán a la ley fueron dados a conocer hoy por Noticias Montreal NM. La siguiente es la información publicada en ese diario.

No más ciudadanos de “dos categorías”

El primer ministro Justin Trudeau había prometido acabar con la “ciudadanía de dos clases”, criticando la reforma que permitía revocar el pasaporte canadiense a las personas que sean condenadas de algunos crímenes.

El nuevo proyecto de ley C-6 elimina estos artículos, por lo que una persona que tenga ciudadanía canadiense no podrá perderla así sea condenado por crímenes vinculados al terrorismo, traición o espionaje.

Sin embargo, sí se mantendrán las previsiones para revocar a la ciudadanía canadiense a quienes la hayan obtenido de forma fraudulenta, así sea por falsificación de documentos o por haber mentido durante la solicitud.

Menos tiempo para obtener la ciudadanía

Otro de los puntos polémicos de la reforma de los conservadores fue aumentar el tiempo exigido para poder solicitar la ciudadanía. Con la última reforma este requisito pasó de tres años a cuatro años de residencia en un periodo de seis.

Sin embargo, los liberales están revirtiendo esta medida. Una vez aprobada, los residentes permanentes que quieran solicitar la ciudadanía canadiense tendrán que vivir 1095 días (tres años) en un periodo de cinco años, en lugar de los 1,460 días (cuatro años) que eran necesarios bajo la actual ley.

A esto se le suma otro cambio. Los residentes permanentes no tendrán que pasar los 183 días por año (seis meses) para poder seguir siendo elegibles a la ciudadanía. Esta medida también había sido introducida por el gobierno Harper el año pasado.

Beneficios para estudiantes y trabajadores temporales

El ministro McCallum también busca eliminar una medida que afectó a miles de estudiantes extranjeros y trabajadores temporales. Los conservadores habían eliminado la posibilidad de que los días que una persona estuvo en Canadá antes de ser residente permanente contarán a la hora de solicitar la ciudadanía.

El nuevo proyecto de ley propone que cada día que una persona pase en Canadá antes de ser residente permanente cuente como “medio día” al momento de solicitar la ciudadanía. Sin embargo, con esta fórmula sólo se podrá sumar uno de los tres años necesarios antes de introducir la solicitud.

Fin de la “intención de residir”

Uno de los puntos más ambiguos de la reforma de los conservadores fue el polémico “intent to reside”, una declaración que se incluyó en las planillas de solicitud de ciudadanía con la cual se buscaba que los candidatos “manifestaran su intención de seguir residiendo en Canadá” una vez se conviertan en ciudadanos.

Esto generó muchos debates sobre su legalidad y hoy el gobierno liberal dice que esta medida será eliminada. “Todos los canadienses son libres de mudarse fuera de Canadá. Es un derecho garantizado por la Carta de Derechos y Libertades”, dice el documento entregado por el Ministerio de Inmigración.

Requisitos de idiomas

Los liberales también dan marcha atrás un cambio de los conservadores referente al conocimiento de uno de los idiomas oficiales de Canadá. El pasado gobierno aumentó el requisito de idiomas para obtener la ciudadanía a los candidatos de entre 18 y 64 años.

El nuevo proyecto de ley propone revertir esta medida, para que esta exigencia aplique solo a las personas entre 18 y 54 años, como había sido desde la introducción de la Ley de Ciudadanía de 1947.

El conocimiento de los idiomas se demostrará con el examen que se realiza con datos sobre Canadá, su historia y su cultura, así como en las entrevistas que se realizan con los oficiales de inmigración durante el proceso de solicitud de ciudadanía.

Los siguientes pasos:

Estos cambios son introducidos en un proyecto de ley, lo que significa que no entrarán en vigencia mínimo hasta que esta ley sea aprobada por el Parlamento.

Los liberales cuentan con una mayoría calificada en la Cámara de los Comunes, por lo que la aprobación de la ley C-6 (nombre que lleva) se hará sin mayores problemas.

Una vez sea aprobada, muchos de los cambios podrían entrar en vigencia automáticamente, aunque otros podrían tomar tiempo en ser implementados.

Scroll To Top