Legalización de la marihuana en Canadá tendría un impacto enorme en la economía

Montreal, 0ctubre 18 de 2018.- En esta afirmación coinciden varios especialistas en el tema al asegurar que la legalización de la marihuana en Canadá abre las puertas a una industria multimillonaria que ya viene en apogeo con el cannabis medicinal.

Canadá se convirtió este miércoles en el segundo país del mundo en legalizar el cannabis recreativo, cinco años después de Uruguay y cree que el mercado de la marihuana recreacional podría llegar a 5 mil millones de dólares. En materia de empleo los cultivadores necesitarán más empleados, lo que generará más puestos de trabajo en el país.

La legislación permite a las 10 provincias y 3 territorios organizar la venta, con diferentes términos y condiciones de un lugar a otro. Un adulto puede poseer en público hasta 30 gramos de cannabis legal. Los hogares podrán cultivar hasta cuatro plantas de cannabis, excepto en Quebec y Manitoba, donde el cultivo estará prohibido.

Grandes empresas ya montaron operaciones de alta tecnología al tiempo que cultivadores de marihuana altamente capacitados están convirtiendo un habito juvenil en un enorme plus para el mercado laboral.

Un recorrido por una bóveda de una importante empresa productora canadiense muestra cómo se apilan ordenadamente 500 millones de dólares en marihuana. Son las instalaciones de Tweed, en Ontario, donde antes de producía chocolate.

Con la legalización del uso recreativo, Tweed espera florecer. Para su CEO, Bruce Linton, esta firma es una empresa de tecnología. Es más, el valor de sus acciones vienen creciendo como las de empresas tec, con lo cual el mercado bursátil canadiense viene disfrutando la subida que viene del sector de la marihuana.

Y el resto de las empresas productoras acuden a la bolsa canadiense para subirse a la ola. En Estados Unidos no pueden porque, si bien varios estados la han legalizado, el consumo de marihuana no está amparado por una ley federal (nacional).

Edad permitid para comprarla

La edad legal para comprar cannabis está fijada en 18 años por la ley federal, pero todas las provincias y territorios lo han elevado a 19, con la excepción de Quebec y Alberta. El nuevo gobierno electo de Quebec, sin embargo, prometió aumentar la edad a 21 años.

Las provincias y territorios son responsables de organizar las ventas en tiendas autorizadas. En seis de ellas se dispensará en tiendas públicas (como en Quebec), en otras cuatro en locales privados, y en el caso de la Columbia Británica se venderá en comercios públicas y privadas.

Las ventas en línea se permitirán en todo el país: en Ontario, incluso, será la única forma de adquirir legalmente marihuana hasta la próxima primavera.

Según el gobierno canadiense, podrían abrirse cerca de 300 puntos de venta en todo Canadá a fines de año.

Los canadienses podrán comprar cannabis seco o fresco, aceite de cannabis o semillas de origen autorizadas y podrán hacer muffins, pasteles o bebidas a base de cannabis en el hogar.

El comercio de todos los derivados debe permitirse dentro de un año.

Los precios de venta también variarán de una provincia a otra: cada gramo debe tener un precio entre seis y 10 dólares, más un impuesto especial de un dólar canadiense (0,77 dólares) con una división de la recaudación entre el estado federal (un cuarto) y las provincias.

Este y otros impuestos federales y provinciales sobre el consumo totalizan aproximadamente el 10 al 15% del precio, según la provincia.

Sitos para fumarla

Los sitios aptos para fumar varían mucho de una provincia a otra, de una ciudad a otra o de un distrito a otro. En algunas provincias, como New Brunswick o Newfoundland, a los consumidores sólo se les permite fumar en sus hogares.

Otros, como Quebec, lo prohibirán solo donde los cigarrillos ya estén prohibidos (bares y restaurantes, escuelas, parques infantiles). Sin embargo, algunas ciudades en Quebec pueden ser más restrictivas, con una prohibición de fumar en todo el espacio público.

Las licencias de producción son otorgadas por el Ministerio de Salud, que ha emitido aproximadamente 120 compañías hasta la fecha. Las principales empresas cotizan en bolsa y ya producen cannabis para uso terapéutico, autorizado desde 2001.

Cientos de solicitudes de licencia adicionales están bajo revisión.

Para tener en cuenta

La marihuana sigue siendo una sustancia prohibida en los Estados Unidos, por lo que cuando los canadienses o residentes permanentes crucen la frontera, los funcionarios de aduanas y patrullas fronterizas de dicho país les harán preguntas sobre la historia del uso de drogas, pudiéndoles negar la entrada o incluso prohibirles de por vida ingresar si mienten en relación con el consumo de la marihuana.

También hay que tener en cuenta que la marihuana que una persona tenga en su poder debe haber sido obtenida legalmente, y que traer o llevar marihuana desde o hacia otros países sigue siendo ilegal y que trae serias consecuencias, dice Vilma Filici, especialista en temas migratorios.

Agrega Filici, que la marihuana medicinal está sujeta a diferentes reglas que la marihuana recreativa. La producción y venta de marihuana medicinal está regulada exclusivamente por el gobierno federal.

También, el hecho de que la marihuana sea legal no significa que se pueda usar en todas partes. Sólo puede ser fumada en residencias privadas; lugares públicos al aire libre; habitaciones designadas en hoteles, moteles y posadas; instalaciones de investigación y pruebas científicas y otras áreas controladas como hogares de cuidados a largo plazo, hospicios, hogares de retiro, viviendas provinciales de apoyo e instalaciones psiquiátricas o para veteranos.

Se pueden aplicar restricciones adicionales en los estatutos municipales, contratos de arrendamiento y lugares de trabajo, por lo que es importante verificarlos antes de consumir marihuana. Básicamente, usted de comprobar si lo puede hacer antes de comenzar a fumarla en cualquier lugar.

La lista de lugares donde no se permitirá fumar marihuana es extensa, y es importante saberlo porque los delitos tienen graves consecuencias. No se permitirá fumar marihuana en áreas comunes interiores en condominios, edificios de apartamentos, universidades o residencias universitarias, lugares públicos cerrados y lugares de trabajo no designados en hoteles, moteles y posadas.

Con respecto al consumo de marihuana cerca de niños, no se permitirá en ningún lugar donde se reúnan niños, como en las escuelas, en los terrenos de las escuelas y en todas las áreas públicas dentro de 20 metros de estos terrenos, en los parques infantiles y en las zonas públicas, a 20 metros de los parques infantiles, centros de atención, o donde se proporciona un programa para los primeros años, y en lugares donde siempre se proporciona cuidado infantil en el hogar, incluso si los niños no están allí.

La marihuana no se puede fumar a menos de 9 metros de la entrada o salida de los hospitales psiquiátricos, de los hogares de cuidados a largo plazo, de los centros de salud independientes, de los terrenos al aire libre de los hospitales y de los centros psiquiátricos, en las zonas no controladas de los hogares de cuidados a largo plazo, en ciertos hogares de ancianos, en viviendas de apoyo provinciales, en instalaciones psiquiátricas o para veteranos y en hospicios residenciales.

Tampoco se puede consumir marihuana en campos deportivos de propiedad pública, en áreas cercanas para espectadores y en zonas públicas que estén a menos de 20 metros de estas áreas.

No se puede consumir marihuana en restaurantes, en bares y áreas públicas a menos de 9 metros de un patio, en terrenos al aire libre de edificios de oficinas del gobierno de Ontario, en áreas de descanso reservadas en lugares de entretenimiento y deportes al aire libre, en terrenos de instalaciones recreativas comunitarias y en áreas públicas dentro de 20 metros de esos terrenos, en áreas al aire libre resguardadas con un techo y más de dos paredes que el público o los empleados frecuentan, o en las  paradas de autobuses.

Aunque la marihuana se puede usar en vehículos privados y barcos que cumplen con ciertos criterios, no se puede usar en un vehículos o barcos que están siendo conducidos o que están a punto de ponerse en movimiento. Con respecto a la conducción y el consumo de marihuana, se han creado tres nuevos delitos relacionados con las drogas: Si un conductor es encontrado bajo la influencia de alguna droga, incluida la marihuana, existen sanciones graves que incluyen una suspensión inmediata de la licencia, sanciones económicas, posible confinamiento del vehículo, posibles antecedentes penales y posible tiempo en la cárcel.

Además, habrá tolerancia cero para conductores jóvenes, novatos o comerciales. Esto se aplica a cualquier persona menor de 21 años; cualquier persona con una licencia G1, G2, M1 o M2; cualquier persona con un vehículo que requiera una licencia de conducir A-F o un Registro de Operador de Vehículos Comerciales (CVOR); y cualquiera que conduzca una máquina de construcción de carreteras.

Es muy importante que todos los inmigrantes en Canadá que pretenden consumir marihuana, y que las personas que tienen intenciones de ingresar a Canadá, entiendan que aunque el uso de la marihuana con fines recreativos ahora es legal en el país, existen muchas restricciones de uso y graves consecuencias para los delitos, los cuales no sólo pueden resultar en cargos criminales, sino que también podrían impedir que alguien ingrese a Canadá o hacer que residentes permanentes sean deportados del país, concluyó Filici,  columnista colaboradora de Canadá en las Américas.  

Scroll To Top