Le negaron su solicitud de visa de turista para ingresar a Canadá?

Si usted es uno de ellos, no lo tome como un asunto negativo, esto puede ser la puerta para obtener la visa de turista luego de haber obtenido una negativa previa.

Lamentablemente son muchos los casos que se presentan a diario en el mundo, donde usted a solicitado visa de turista para ingresar a Canadá y ésta ha sido negada por el gobierno Canadiense.

Las negativas a este tipo de visas se dan básicamente por dos razones: Primera, porque la persona no puede demostrar vínculos con su país de origen que garanticen que va a regresar una vez se venza la visa de turista, y segunda, porque no tiene los fondos económicos suficientes para sufragar los costos de su estadía en Canadá.

La negativa la suelen recibir personas de prácticamente todos los niveles económicos, desde gente que definitivamente no puede demostrar cómo va a sufragar sus gastos, hasta personas bien posicionadas económica y políticamente.

En el proceso de un viaje por razones turismo a Canadá hay dos cosas importantes: una es la visa de turista, que es la que se otorga en las embajadas de los distintos países alrededor el mundo para que una persona pueda entrar a Canadá, y la otra es el “visitor record”, que es el sello que le ponen en la entrada cuando un oficial de inmigración le dice al visitante cuál es el máximo tiempo de estadía que puede tener en el país.

Para otorgar la visa de turista, cada embajada tiene una lista de documentos esenciales que hay que entregar al momento de solicitarla, y básicamente son la carta de invitación que le envía la persona que la va a recibir en Canadá, los estados bancarios de los últimos tres o seis meses de la persona que va a viajar, (los cuales deben ser originales ya que no se aceptan bajados en Internet o fotocopias), la carta explicativa del motivo por el que la persona va a viajar a Canadá, el pasaporte y el pago correspondiente al trámite, que son 75 dólares para una visa de entrada única o 150 para una visa múltiple.

Pero una solicitud completa debe contener la carta de invitación de la persona que está en Canadá, que puede ser un amigo, un familiar, cualquier persona, quien debe hacer una declaración jurada que se realiza ante un notario o un abogado, en la cual se establece el ingreso, el estatus migratorio y el lugar de trabajo de dicha persona, así como también la razón de la visita de la persona a la que se está invitando.

El segundo documento que habría que entregar es el “Income Tax” de la persona que está invitando, y los formularios de solicitud de la visa, que son básicamente tres: el general, el de la constitución de la familia (quiénes son los miembros), y el del representante legal, en caso de que exista.

En estos formularios de solicitud, uno de sus apartados pide que se explique la razón del viaje a Canadá, y la gran mayoría de personas solamente escribe “turismo”, la cual como tal no es una razón válida. Cuando se hace un viaje a un país desconocido, la persona debe documentarse un poquito y saber a dónde va a ir, y en ese sentido, en dicho apartado de la solicitud se debe explicar el plan de viaje: qué días se va a estar, en dónde, cuándo se llega, cuándo se sale, cómo se va a mover en el país, a dónde va a ir, etc.

También, se tiene que demostrar vínculos con el país de origen, y ésto se hace a través de la carta de empleo, de las escrituras de propiedad de la casa, de propiedad del automóvil, con la cuentas bancarias, las tarjetas de crédito y la deudas que se tienen con entidades a las que se le han solicitado prestamos, etc. Además, si se tiene una empresa, hay que presentar la carta de constitución de ésta.

Si se viaja solo, es bueno presentar los certificados de nacimiento de los hijos, el certificado de matrimonio, etc., los cuales constituyen pruebas de los lazos que se tienen con el país de origen.

Se debe ser creativo para este tipo de trámites, y también, por ejemplo, no solamente se debe decir que no se tienen estados bancarios porque se es pensionado. En muchos países latinoamericanos, dentro de sus leyes de pensiones se establece que si una persona está fuera del país por más de seis meses pierde su derecho a la pensión, entonces, vale la pena agregar ese documento al paquete que se va a entregar como soporte de la solitud de visa.

No obstante todo lo anterior, hay que decir que aun presentando todos esos documentos no se garantiza que el gobierno canadiense le otorgue la visa, pero en la gran mayoría de los casos, cuando ésta es negada, la carta de negativa dice el por qué de ello y hace la aclaración que la persona puede volver a solicitarla cuando las circunstancias por las que se la rechazaron hayan cambiado.

Y esas circunstancias ya cambiadas se pueden demostrar al día siguiente. Por ejemplo si lo que le dicen en la carta es que no tiene vínculos para regresar a su país de origen, y resulta que no se presentaron todos los documentos como los que le mencioné antes, entonces se envía una nueva solicitud con el pago correspondiente, con la carta de negativa y con una nueva carta explicando cuáles son las otras cosas que demuestran su vínculo con el país, y se adjunta toda la nueva documentación.

De igual forma, si la negativa se recibió porque aparentemente no se tiene suficiente dinero para subsidiar el viaje a Canadá, se puede analizar cuánto es el promedio de lo que cuesta estar por ejemplo 15 días en Canadá, hacer números con los fondos con que se cuentan, con el alojamiento gratis que se va a recibir, etc., y se justifican los gastos del viaje con base a dicho análisis.

En resumen, quiero plantear que de cara a obtener una visa de turista en Canadá, probablemente una de las mejores formas para obtenerla es que la nieguen la primera vez, porque ya sabiendo cuál es exactamente la razón de la negativa, ésta se puede refutar más efectivamente.

Scroll To Top