Gobierno Canadiense se pronunció en contra de la Asamblea Constituyente de Nicolás Maduro

Por: Mario Gualy Méndez

Montreal, 30 de julio 2017.- No es la primera vez que el gobierno de Canadá se pronuncia en contra de las decisiones anti democráticas que ha tomado el gobierno de Venezuela en los últimos años. Recordemos que hace poco La embajada de Canadá en Venezuela, a través de un comunicado mostró su desacuerdo por las medidas tomadas por Maduro, de inhabilitar políticamente al gobernador de Miranda, Henrique Capriles, sanción que fue establecida por un periodo de 15 años. En aquella ocasión Canadá, recordó que “el pluralismo político es un ingrediente clave para empoderar a los venezolanos para resolver la crisis que enfrenta Venezuela”.

En otro mensaje manifestaron la importancia de que los funcionarios electos por el pueblo y los actores políticos puedan “representar a sus ciudadanos y expresarse sin temor”.

posteriormente, a principios de este mes,  Canadá pidió al Gobierno Nacional de Venezuela que respete la independencia de los Poderes Públicos que no están de acuerdo con sus políticas gubernamentales.

En ese sentido exigió respeto a la Asamblea Nacional (AN) y al Ministerio Público (MP), cuya máxima autoridad, la antes oficialista fiscal general Luisa Ortega Díaz, ha denunciado la ruptura del orden constitucional en el país y rechazado la convocatoria del presidente Nicolás Maduro a una Asamblea Nacional Constituyente por ser un proceso “inconstitucional“, el anunció lo hizo a través de la cuenta (@EmbCanVenezuela) en la red social Twitter de la Embajada de Canadá en Venezuela.

Asimismo, el país Canadá expresó su profunda preocupación por la “violencia” con la cual grupos armados atacaron el pasado 5 de julio el Palacio Federal Legislativo, donde hirieron a diputados, invitados especiales y equipos de prensa y les impidieron la salida del lugar por más de siete horas continuas.

El pasado miércoles, cuando la oposición realizaba las primeras 24 horas de paro general y la OEA debatía sobre la crisis en Venezuela, Canadá felicitó a Estados Unidos por las sanciones impuestas a 13 funcionarios -o exfuncionarios- del chavismo.

Ya caída la noche, en horas que parecen decisivas para la democracia venezolana, el ministerio de Relaciones Exteriores canadiense emitió un comunicado en el que la canciller, Chrystia Freeland, pidió al gobierno de Maduro suspender el proceso electoral para la Asamblea Nacional Constituyente.

En el comunicado de prensa, Freeland asevera que “Canadá reitera su preocupación ante las intenciones del presidente Nicolás Maduro de establecer una Asamblea Constituyente convocada para este domingo 30 de julio de 2017. El proceso de establecer una Asamblea Constituyente es contrario a la Constitución de Venezuela y busca usurpar los derechos democráticos de sus ciudadanos”.

Un día después, el pasado jueves, Canadá instó a sus ciudadanos a que eviten viajes que no sean esenciales a Venezuela, donde crece la tensión entre el régimen de Nicolás Maduro y la oposición.

El gobierno canadiense dijo que su advertencia actualizada sobre viajes es una respuesta al “significativo nivel de delitos violentos, a la situación económica y política inestable y al descenso de las condiciones de vida básicas” en Venezuela, que incluyen recortes en alimentos y medicamentos.

“Si está actualmente en Venezuela y su presencia no es esencial, debería pensar en salir por medios comerciales”, indicó el Gobierno.

Entre tanto este domingo en Caracas, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo que en la elección de hoy domingo, de los 545 miembros de la Asamblea Constituyente que propuso para elaborar una nueva Carta Magna, el país elegirá “entre la guerra y la paz”.

Maduro reiteró, Venezuela se estará jugando entre la guerra y la paz”, dijo en su programa de radio y televisión “Domingo con Maduro”, en el que acusó a la oposición de provocar violencia con sus protestas que comenzaron en abril pasado.

Los 545 miembros de la Constituyente serán escogidos hoy domingo, en una elección en la que no participará la oposición, que considera ilegítima la propuesta.

Scroll To Top