Gobierno aumenta margen para inmigrantes con enfermedades

Por: Vilma Filici

filici@filici.com

Vilma Filici, es una reconocida especialista en asesorías de Inmigración Canadá con más de 30 años de experiencia. A través de Canadá en las Américas, Filici escribirá artículos de actualidad en el tema de Inmigración Canadá. Si usted desea comunicarse con ella puede hacerlo al correo: filici@filici.com

TORONTO. Esta semana, el Departamento de Inmigración, Refugio y Ciudadanía anunció que ha aumentado el monto de dinero que una persona enferma le costaría a Canadá, y que si llega a ese monto la haría inadmisible por razones médicas. El monto de dinero al que ha subido el gobierno es $21,204.

Esto significa que cualquier persona que tenga una condición médica que ocasionaría el gasto de ese monto de dinero a servicios de salud o a servicios sociales canadienses pasa a ser inadmisible a Canadá. Todos sabemos que para que una persona pueda obtener la residencia permanente en Canadá tiene primero que demostrar que cumple con todos los requisitos del programa bajo el cual está haciendo su solicitud para la residencia permanente, y que también tienen que pasar por el proceso de admisibilidad, el cual se divide en dos: criminalidad y razones médicas. 

La inadmisibilidad por razones médicas se divide en tres razones: una es de la que estoy escribiendo hoy, que es por causar demanda excesiva a los servicios médicos o servicios sociales; la otra es cuando una persona puede ser un peligro para la sociedad porque tiene una enfermedad que la convierte en violenta y no puede ser controlada por medio de medicamentos, etc., y por tanto puede ser un peligro para la sociedad canadiense; y la tercera es cuando una persona puede ser un peligro para el público ya que padece de una enfermedad contagiosa que no se puede controlar y que puede crear una epidemia en el país, como por ejemplo la tuberculosis, el sida, el ébola, etc.

Hablamos de demanda excesiva y cómo se llega a ese monto de 21,204 dólares al año, cuando los médicos hacen la evaluación médica de la persona y encuentran que esta tiene problemas de salud. El médico de servicios médicos canadienses tiene que hacer una suma de los gastos en que incurriría esta persona, y en esta suma se incluyen los servicios médicos que va a necesitar, como los servicios de enfermería, los exámenes médicos, ya sea de laboratorio o cualquier otro servicio de diagnóstico; las necesidades de farmacéuticos y los servicios de farmacia; hospitales, cuantas veces va a necesitar aproximadamente ir a un hospital; si necesita quimioterapia o radioterapia; si necesita diálisis; servicios psiquiátricos; o los suministros que requerirá para la enfermedad.

Hay personas que también van a necesitar servicios sociales aparte de los servicios médicos, entonces dentro de lo que son servicios sociales se suman los gastos que ocasionaría si necesita personal que lo atienda en la casa, como enfermeros, fisioterapistas, terapistas respiratorios u otros profesionales que tengan que ir a atenderlos a sus casas. Si la persona va a necesitar tratamientos paliativos, si la persona o miembros de su familia va a necesitar consejería psicológica para ayudarlos a manejar esta condición médica, cualquier accesorio que necesiten como prótesis, maquinaria, y también si la persona va a necesitar ser internada en una residencia para enfermos ya sea para personas que sufren abuso de sustancias o que necesiten cuidados de salud largo plazo. 

Haciendo una suma de la proyección de todos los servicios que la persona va a necesitar, si se pasa de los 21,204 dólares al año, va a pasar a ser inadmisible a Canadá y por lo tanto no puede venir al país. Y hay que recordar que ser admisible no es únicamente aplicable a las personas que quieren obtener la residencia permanente, sino que puede ser inadmisible también si viene como visitante, como estudiante o como trabajador. Es decir que la inadmisibilidad aplica a cualquier persona que no sea residente o ciudadano canadiense.

De hecho, hay ocasiones en que cuando una persona llega al aeropuerto como visitante, un Oficial de Inmigración puede notar que está intoxicada, violenta, que está usando algún accesorio para poder movilizarse, etc., y entonces en ese momento el Oficial de Inmigración puede llamar a esta persona a una inspección secundaria y determinar que es inadmisible a Canadá por razones médicas. Es decir que el gobierno no va a investigar a cada persona que llega al aeropuerto, pero si un Oficial se da cuenta que alguien tiene una condición que la haría inadmisible al país, puede llegar a ese fallo.

No obstante, hay ciertas excepciones, pero son solamente para esta parte de inadmisibilidad porque la persona podría causar una demanda excesiva al sistema salud o de servicios sociales.  Estas excepciones son si se está patrocinando a una esposa, a una pareja en unión o a hijos dependientes, aunque ellos pudieran ocasionar un gasto que vaya arriba de los 21,204 dólares, no son inadmisibles. Y la excepción también aplica para los refugiados que llegan al país o que son traídos por el gobierno bajo los programas humanitarios. Pero debo insistir que estas excepciones solamente aplican a esta sección de personas que podrían causar una demanda excesiva al sistema salud o de servicios sociales, ya que, si la persona tiene un problema que pudiera causar una epidemia o si es violenta, esa persona seguirá siendo inadmisible por razones médicas.

También debemos tener en cuenta que cuando las personas se hacen los exámenes médicos hay ciertas enfermedades que no van a llegar a ese monto de dinero y que, por tanto, a pesar de que esté enfermo puede venir a Canadá. Por ejemplo, una persona que tiene diabetes y está en la primera fase y el nivel de azúcar se puede controlar con dieta, ejercicio o con medicamentos, no es inadmisible. Va a ser monitoreada pero no es inadmisible.

Ahora, si a esta persona la diabetes le ha consumido los órganos y por ejemplo se ha convertido en clínica y legalmente ciega debido a esta enfermedad, entonces se espera que va a necesitar mucha atención médica, va a necesitar que sea entrenada para funcionar en su casa, probablemente tenga que ir al hospital una vez al mes, va a necesitar chequeo médico constante, necesitará medicina constantemente, etc., entonces, a pesar de que también es diabética, va a ser inadmisible a Canadá por razones médicas.

¿Cómo funciona la determinación de inadmisibilidad por razones médicas?

Todas las personas que solicitan la residencia permanente o temporal canadiense tienen que hacerse exámenes médicos, y el médico, que es designado por el gobierno canadiense, realiza los test correspondientes y envía los resultados al Departamento de Salud de Inmigración, y son los médicos de ese departamento quienes determinan si la persona podría ser inadmisible o no. Pero ese primer examen no es el final, ya que, si en el Departamento de Salud de Inmigración consideran que la persona podría ser inadmisible, envían una carta al solicitante (llamada “Fairness Letter” o Carta de Justicia) diciéndole que aparentemente es inadmisible a Canadá y explicándole las razones, así como también dándole a conocer los gastos que ocasionaría si se le permitiese venir al país. Y se le da la oportunidad que conteste dicha carta, para lo cual puede ir a su propio médico, a un especialista, etc., y puede dar una respuesta a las preocupaciones del Departamento de Salud de Inmigración; y si encuentran que la respuesta es razonable, entonces la persona no necesariamente va a ser inadmisible al país.

Lo interesante de este anuncio hecho esta semana por el Departamento de Inmigración es que hasta el 2017, si una persona podía ocasionarle al gobierno un gasto de 6,655 dólares por año, era declarada inadmisible a Canadá, y 6,655 dólares es un monto al que cualquier persona que se resfría frecuente puede llegar en un año. Entonces dicho monto no era realista, por lo que en el 2018 el gobierno del Primer Ministro Justin Trudeau tomó la iniciativa y triplicó ese número llevándolo a $19,812 por año, y esta semana lo aumentó nuevamente porque 21.204 dólares es una cifra aún más razonable que beneficia a muchísimas personas, particularmente a las de más edad que ya empiezan a tener achaques de diabetes, del corazón, en los huesos, etc., que si bien son un problema aún no implican gastos excesivos para el sistema de salud.

Scroll To Top