Expectativa en Canadá por nueva ley de reforma a la migración.

El proyecto ya pasó su primer debate en la Cámara de los Comunes

El proyecto de ley del gobierno Canadiense que conduce a la reforma a la inmigración, sin duda alguna afectará a cientos de personas a nivel global, pero según los críticos y la oposición del gobierno, los más afectados serán los refugiados entre otros grupos. La iniciativa ya fue aprobada en la Cámara de los Comunes y entró en la recta final en el Senado pese a las críticas de los defensores de los inmigrantes y de la oposición.

La reforma a la migración denominado proyecto de ley C-31 o ley de inmigración y Refugiados tuvo una alta aprobación en la Cámara de los comunes con una votación de 159 votos a favor y 132 en contra.

De acuerdo con las versiones entregadas por los miembros de la bancada conservadora y del gobierno nacional quienes lideraron la iniciativa, el proyecto hace parte de los compromisos adquiridos cuando el partido mayoritario subió al poder y será una herramienta legislativa que tendrá como propósito erradicar la corrupción migratoria y frenar a las personas que se dedican al tráfico de personas en el país.

Según el ministro de Inmigración, Jason Kenney, dijo que el proyecto va orientado a fortalecer los derechos de los refugiados, asegurarse que éste sea un proceso justo y rápido y velar por el buen funcionamiento y seguridad de otras normas que ayudarán a todos los procesos migratorios.

De aprobarse el proyecto en el Senado, los más perjudicados serían los refugiados, ya que según la nueva norma contempla cárcel para las personas que piden refugio en Canadá o que llegan por barco de diferentes lugares del mundo y que quieren buscar que Canadá los proteja, al mismo tiempo que el gobierno precisó que éstas personas serán liberadas en poco tiempo.

Según la nueva ley que ha sido analizada por los opositores del gobierno y de personas del común, la norma contempla entre otros que una persona puede estar en prisión hasta más de un año mientras el gobierno establece qué antecedentes penales tiene esa persona. Igualmente precisa que los refugiados tendrán muy corto tiempo para presentar sus casos y las pruebas serán más rigurosas.

Establece también la ley que en el caso de personas que lleguen de los denominados países seguros, éstas personas tendrán entre seis semanas aproximadamente para recibir la decisión y además no tendrán derecho de apelación, por lo que serán deportadas de manera inmediata si no abandona el país voluntariamente.

El partido mayoritario conservador, estudian la posibilidad que las detenciones a aquellas personas que infrinjan la ley no sean de un año y la discusión se centra en que solo sea de 14 días o máximo de seis meses.

Según los críticos en Canadá, la nueva ley del gobierno va a tumbar lo que se ha logrado en materia de inmigración, además que no va de acuerdo con las leyes nacionales e internacionales sobre el tema de refugiados. Agregan que la nueva ley en caso de ser aprobada, lo que hace es castigar a los ciudadanos más vulnerables del mundo con normas muy duras y que éstas solo conducen a poner en riesgo sus vidas, subrayó el NDP.

Sin duda alguna la iniciativa que se da por hecho su aprobación, afectará a todo aquel que quiera emigrar a Canadá en cualquiera de los programas que actualmente existen en el país y provocará muchos cambios en la migración, como a los refugiados, trabajadores temporales, el programa de profesionales entre otros.

Otro grupo que será seriamente afectado, es la de los strippers, quienes en su mayoría están en Canadá con permisos de trabajo, pues según la nueva ley en caso de pasar en el Senado, todas las visas de trabajo temporales existentes serán revisadas y las de este grupo van a ser canceladas.

De todos modos el proyecto de ley ha generado mucha expectativa en Canadá por parte de críticos, organizaciones defensoras de los inmigrantes, partidos políticos como el de la oposición entre otros, quienes aseguran que la norma afectará a miles de personas en el mundo.

Scroll To Top