Evo Morales de México a Argentina

El ex presidente de Bolivia llegó en la tarde de este jueves Argentina y pidió que se le acoja como refugiado.

Evo Morales, ya está en Argentina. El expresidente boliviano se trasladó al país sudamericano en un vuelo procedente de Cuba. Llegó al aeropuerto internacional de Ezeiza poco antes de las 11 de la mañana y su ingreso se produjo en calidad de asilado político, pero tenía previsto solicitar de inmediato la condición de refugiado. “El refugio lo concede el Ministerio del Interior y está reglamentado”, explicó Felipe Solá, nuevo canciller argentino. Solá, que aseguró que el exmandatario «llegó para quedarse», explicó a la cadena de noticias TN que el reglamento de refugiados exigía una serie de normas, entre ellas la de que Morales se comprometiera a no realizar declaraciones políticas mientras permaneciera en Argentina.

La  Comisión Nacional para los refugiados de Argentina define al refugiado como “una persona que se encuentra fuera de su país debido a fundados temores de ser perseguida por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a determinado grupo social u opiniones políticas, y no puede, o no quiere, debido a dichos temores, acogerse a la protección de su país”.

Tras renunciar a la presidencia de Bolivia el 10 de noviembre, en medio de protestas generalizadas y acusaciones de fraude en las elecciones presidenciales, Evo Morales abandonó el país y se trasladó rápidamente a México, donde recibió el asilo político “por razones humanitarias”.

“Dos ordenamientos en el marco jurídico internacional sustentan el otorgamiento de asilo: la Convención sobre Asilo de La Habana de 1928 y la Convención sobre Asilo Diplomático firmado en Caracas en 1955”, explicó en su momento el secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard.

Este jueves, sin embargo, Morales descartó regresar a México desde Cuba y aterrizó en Buenos Aires, Argentina, donde se espera que sea reconocido como refugiado. Otros cuatro ex miembros de su gobierno iniciarán también el trámite, y se cree que algunos podrían haber viajado con él y otros llegarían después.

Según el canciller argentino, el proceso para recibir a Morales luego de que renunciara a la presidencia de Bolivia empezó hace un mes, cuando el exmandatario anunció su decisión de abandonar Bolivia. Solá dijo que en ese momento Morales solicitó asilo en Argentina que fue negado por el entonces presidente Mauricio Macri.

El canciller Argentino, Felipe Solá detalló que dos hijos de Morales se encuentran en Argentina como estudiantes universitarios.

Por el momento no está previsto que Morales se reúna con el presidente Alberto Fernández.

Desde su salida del poder hace un mes, Morales permaneció en México como refugiado y asilado político.

Scroll To Top