Europa en alerta por ola de calor

Las temperaturas podrían llegar cerca a los 50 grados C

Montreal, agosto 4 de 2018.- Medio mundo “está que arde” y Europa se hornea en altas temperaturas, que, según los meteorólogos, podrían romper récords locales y continentales en los próximos días.

Las temperaturas en España y Portugal se dispararon este viernes hasta niveles casi récord en plena ola de calor en Europa, con los gobiernos poniendo a los servicios de emergencia en alerta por el riesgo de incendios forestales.

La ola de calor en la península ibérica, causada por la entrada de una masa de aire caliente procedente del norte de África, es la más severa desde 2003. En otros puntos del continente, el verano ha traído incendios forestales y sequía a lugares tan distantes como Reino Unido, Escandinavia y Grecia.

El mes pasado fue, según el Instituto Goddard de la NASA para Estudios Espaciales, el julio más caliente desde que se tiene registro y ahora, en agosto, la situación no parece ser muy diferente.

Varios países mediterráneos emitieron ya advertencias climáticas, mientras los termómetros superaban los 40°C… y van en aumento.

Las alertas están sobre la península ibérica, donde, según los pronósticos, se espera que se registren las mayores temperaturas durante este fin de semana.

De acuerdo con el servicio del tiempo de la BBC, se espera que los termómetros ronden los 47°C en el suroeste de España y en el sur y sudeste de Portugal, tanto el viernes como el sábado.

Pero no son los únicos afectados por esta ola de calor, que ya empieza a mostrar efectos insólitos en varias regiones del mundo.

Los anteriores máximos históricos en España y Portugal fueron de un poco más de 47 grados. En Portugal, medios locales publicaron historias sobre cómo las temperaturas podrían superar a las del Valle de la Muerte en California, uno de los lugares más tórridos del mundo.

Se prevé que varios puntos de la árida región del Alentejo, en el sur del país, alcancen los 47 grados. El país se declaró el jueves en alerta máxima para tratar de evitar que se repitan los peores incendios de su historia del año pasado, que causaron la muerte de 114 personas.

En el otro extremo del Mediterráneo, Grecia sufrió una serie de incendios forestales que mataron a 91 personas el mes pasado. Las autoridades españolas han puesto en alerta por ola de calor la mayor parte del centro del país, que se espera dure hasta el domingo con temperaturas de más de 42 grados en algunas partes de Andalucía y Extremadura.

Dos hombres murieron por golpe de calor en Murcia. En Suiza, los ferrocarriles de montaña registraron un incremento en sus usuarios al huir a los Alpes los habitantes de las ciudades.

En Alemania, la conjunción del sol y las altas temperaturas hicieron que esta semana bajaran los niveles de agua del Elba y aparecieron en la ribera municiones de la Segunda Guerra Mundial.

Mientras, Suecia tiene desde el miércoles un nuevo punto más alto, luego que un glaciar se derritiera y mostrara que una cumbre de la montaña Kebnekaise, hasta entonces cubierta de hielo, era mayor que el punto considerado el más elevado del país.

Y hay tanto calor en Viena que las autoridades austriacas comenzaron a repartir desodorante en el metro.

Los fuegos han llegado incluso hasta áreas del Círculo Polar Ártico, un lugar de nieves perpetuas y, en Noruega, las autoridades alertaron a los conductores porque los renos y las ovejas se están refugiando del calor en manadas debajo de los puentes.

En Japón, continúan en una situación de “desastre natural” por el calor, en Grecia el número de muertos por los incendios del pasado mes suman 91, mientras otros 29 han fallecido en los últimos días en Corea del Sur.

Sin embargo, los ojos de los expertos están ahora sobre Europa, donde llega una oleada de aire caliente desde África y se espera que rompa las marcas históricas.

Scroll To Top