Emergencia en Australia por incendios

La oleada de incendios forestales en Australia se ha convertido en otra muestra clara de que los devastadores efectos del cambio climático no son un problema del futuro, sino del presente

Los fuegos que arrasan Australia con especial virulencia desde el pasado noviembre se han cobrado cinco nuevas vidas en los primeros días del año. Tres personas han sido halladas muertas en el sureste del país, en Nueva Gales del Sur (cuya capital es Sídney), mientras que un hombre que estaba desaparecido fue encontrado muerto dentro de su casa en la región de East Gippsland, donde estos días han ardido 675.600 hectáreas, según el medio local The Age. El humo de este incendio ha llegado hasta Nueva Zelanda. El número de fallecidos en la actual temporada de incendios asciende ya a 17 personas en el país. Por otra parte, hay 17 desaparecidos en el Estado de Victoria, según informó el jefe de gobierno local, Daniel Andrews. Las autoridades han lanzado una operación de rescate de las miles que pasaron la Nochevieja en playas, refugiadas de los incendios.

«La prioridad hoy es combatir el fuego y evacuar, poner a la gente a salvo. Lo que es absolutamente importante es que continuemos manteniendo el foco en estas tareas tan importantes», dijo este miércoles el primer ministro australiano, Scott Morrison, en rueda de prensa.

La Armada australiana intenta rescatar a unas 4.000 personas atrapadas por los incendios

La Armada de Australia se prepara este jueves para rescatar a miles de personas atrapadas en la pequeña ciudad costera de Mallacoota, en el sur del país, tras huir de los grandes incendios que están teniendo lugar en todo el país en los últimos meses. De acuerdo con las autoridades, unas 4.000 personas habían quedado varadas en esta pequeña ciudad del estado de Victoria, tras escapar este martes de los virulentos incendios, buscando seguridad en las playas de la localidad.

El director general del servicio voluntario de emergencias de Victoria, Steve Warrington, ha informado de que pasarán varios días hasta que los incendios sean apagados y las carreteras de Mallacoota vuelvan a estar disponibles para circular. “No es seguro conducir”, ha subrayado.

La Armada de Australia se prepara este jueves para rescatar a miles de personas atrapadas en la pequeña ciudad costera de Mallacoota, en el sur del país, tras huir de los grandes incendios que están teniendo lugar en todo el país en los últimos meses. De acuerdo con las autoridades, unas 4.000 personas habían quedado varadas en esta pequeña ciudad del estado de Victoria, tras escapar este martes de los virulentos incendios, buscando seguridad en las playas de la localidad.

El director general del servicio voluntario de emergencias de Victoria, Steve Warrington, ha informado de que pasarán varios días hasta que los incendios sean apagados y las carreteras de Mallacoota vuelvan a estar disponibles para circular. “No es seguro conducir”, ha subrayado.

Warrington ha explicado que el incendio ha provocado la caída de varios árboles en las carreteras, bloqueando así el posible tránsito de vehículos. Además, ha lamentado que tendrán que priorizar quién es evacuado en el navío de la Armada y quien tendrá que permanecer en la pequeña ciudad.

Mallacoota es un pequeño y popular lugar de vacaciones, de cerca de 1.000 residentes fijos, que atrae a miles de visitantes cada verano. Todos ellos fueron alertados por los bomberos para que abandonaran las zonas afectadas por los incendios ya que se esperaba una nueva ola de calor extrema que amenazaba con empeorar la situación tanto en el sur como en el sureste de Australia a lo largo de toda la semana.

Scroll To Top