Donald Trump ordena militarizar frontera con México

 

 

Montreal, abril 4 de 2018.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, puso este miércoles en marcha el proceso para enviar a la Guardia Nacional a la frontera con México mientras se construye el muro que quiere levantar allí y para el que aún no tiene la financiación necesaria.

“Es tiempo de actuar”, dijo la secretaria de Seguridad Nacional, Kristjen Nielsen, al anunciar en la Casa Blanca que Trump prevé firmar hoy esa declaración. La titular de Seguridad Nacional expresó su deseo de que el despliegue comience “inmediatamente” y dijo que está en contacto con los gobernadores, que son los que tienen competencia sobre el cuerpo de reservistas de la Guardia Nacional, aunque el presidente de EE.UU. puede pedir su asistencia en ciertas situaciones.

La medida fue anunciada tras el rechazo de Trump a una caravana de migrantes centroamericanos en territorio mexicano que se proponía llegar a la frontera con Estados Unidos, objetivo que el grupo abandonó este miércoles.

Nielsen dijo que había estado “en contacto con mis contrapartes en México” y aseguró que esos interlocutores “entienden el deseo de nuestra administración, así como la de ellos, para controlar el ingreso ilegal al país”.

Según la responsable, el ingreso ilegal de un millar de indocumentados por día –300.000- al año– es un nivel “inaceptable” para Estados Unidos.

En la víspera, durante una conferencia de prensa el presidente había llegado a mencionar la posibilidad de utilizar el Ejército en la frontera para impedirlo.

La caravana, que arrancó el 25 de marzo, provocó iracundas reacciones de Trump, que advirtió que “la gallina de los huevos de oro del TLCAN”, actualmente bajo tensa renegociación, estaba en juego y que militarizaría la frontera con México de más de 3.000 km.

Sin embargo, el anuncio sobre la Guardia Nacional se formuló después que los responsables por la caravana “Viacrucis Migrante” anunciaron que el grupo terminaría su marcha en la Ciudad de México, desistiendo de llegar a la frontera.

“Nuestro trabajo termina en Ciudad de México y si otras personas necesitan acompañamiento, tenemos equipo de apoyo en la frontera, pero ellos tendrán que viajar por su cuenta”, dijo Irineo Mujica, director de Pueblo sin Fronteras, que desde 2010 realiza este simbólico viacrucis para visibilizar el drama de los migrantes a su paso por México.

Decenas de migrantes centroamericanos que viajan en la caravana, detenida desde el fin de semana en la comunidad de Matías Romero del sureño estado de Oaxaca, se preparaban para seguir por su cuenta el recorrido, algunos de ellos con visas para transitar por México durante 30 días.

Para el excanciller mexicano Jorge G. Castañeda, la reacción de Trump frente a la caravana ha sido “un poco histérica” ante la posibilidad de que los republicanos pierdan la mayoría en la Cámara Baja en las elecciones de noviembre próximo.

Es “una maniobra que apela a los peores sentimientos de la sociedad norteamericana”, añadió, tras recordar que al menos dos de sus antecesores enviaron a la Guardia Nacional a la frontera con México en momentos que ellos consideraron críticos para frenar los flujos migratorios ilegales.

Scroll To Top