Donald Trump cancela acuerdo unilateral con Cuba firmado por Obama. La Isla reacciona

El presidente estadounidense, Donald Trump, declaró este viernes el fin del acuerdo “unilateral” de su predecesor Barack Obama hacia Cuba, prohibió hacer negocios con los militares en la isla y prometió apoyar al pueblo cubano en su lucha contra su “brutal” gobierno.

“A partir de ahora, estoy cancelando completamente el acuerdo unilateral con Cuba”, dijo Trump en un pequeño teatro en la Pequeña Habana de Miami, al anunciar al exilio cubano sus modificaciones en la política de Washington hacia La Habana.

“No queremos que los dólares estadounidenses vayan a parar a un monopolio militar que explota y abusa a los ciudadanos de Cuba (…) y no levantaremos las sanciones hasta que se liberen los presos políticos”, prometió el presidente de Estados Unidos.

Trump, tras anunciar la “cancelación” de la política de Barack Obama hacia Cuba, se mostró dispuesto a negociar “un acuerdo mejor” con la isla, pero solo si hay avances “concretos” para la celebración de “elecciones libres” y la liberación de “prisioneros políticos” reitero.

“No levantaremos las sanciones a Cuba hasta que todos los prisioneros políticos sean libres, todos los partidos políticos estén legalizados y se programen elecciones libres y supervisadas internacionalmente”, dijo Trump durante un discurso en Miami (Florida).

Retamos a Cuba a venir a la mesa con un nuevo acuerdo que esté en el mejor interés tanto de su pueblo como del nuestro.

El mandatario también señaló que es “importante” que haya libertad tanto en Cuba como en Venezuela. En su discurso para anunciar la nueva política de EE.UU. hacia Cuba, Trump aseguró que Cuba sufre desde “hace décadas” al régimen de los Castro, pero que eso no debe repetirse en Venezuela.

Cuba le responde a Trump

Por su parte, el Gobierno de Cuba lamentó la política injerencista de EE.UU. y ha rechazado la “retórica hostil” del presidente norteamericano, Donald Trump, contra la isla.

Luego de que el mandatario diera un paso atrás a la política de acercamiento a La Habana, impulsada por su antecesor, Barack Obama, el Gobierno cubano lamentó las declaraciones de Trump y reiteró su llamado a un “diálogo respetuoso”.

En un comunicado oficial reproducido por el portal Cuba Sí, el Gobierno de Castro considera que la postura de Trump “rememoró los tiempos de confrontación abierta” contra la isla y revirtió los “avances alcanzados en los últimos años” para la normalización de las relaciones.

En este sentido, La Habana denuncia que las acciones anunciadas por la Casa Blanca solo pretenden privar de ingresos al país y aplicar “métodos coercitivos del pasado” que recrudecen el bloqueo que pesa sobre la isla desde 1962. “Las medidas anunciadas imponen trabas adicionales a las muy restringidas oportunidades que el sector empresarial estadounidense tenía para comerciar e invertir en Cuba”, reza el pronunciamiento.

Cuba considera que las medidas de Trump “contradicen el apoyo mayoritario de la opinión pública estadounidense” al levantamiento del bloqueo y la normalización de las relaciones, por lo que considera que el mandatario está “mal asesorado”.

En otro párrafo del comunicado, el gobierno Cubano dice que La Habana ha sido clara: no hará concesiones con EE.UU. que comprometan su soberanía e independencia. “Cualquier estrategia dirigida a cambiar el sistema político, económico y social en Cuba, ya sea la que pretenda lograrlo a través de presiones e imposiciones, o empleando métodos más sutiles, estará condenada al fracaso”.

 

 

Scroll To Top