Disponible “súper visa” para padres y abuelos de inmigrantes que viven en Canadá

Como compensación a la suspensión temporal del programa de reunificación familiar, el gobierno de Canadá anunció el pasado jueves la puesta en marcha de la “Súper Visa” que consiste en un nuevo visado de diez años, que podrá solicitar padres y abuelos de residentes, pero bajo ciertas condiciones, incluyendo la obligación de contratar un seguro médico privado o la solvencia económica del residente que vaya a apadrinarles. Además la nueva “Súper Visa” deberá ser renovada cada dos años.

La Súper Visa o el nuevo visado especial que permitirá a padres y abuelos de personas residentes en Canadá visitar al país durante largos periodos, ya está disponible.

Según el gobierno, el nuevo visado tiene una validez total de diez años, con estancias que pueden durar hasta dos años, sin necesidad de salir del país durante este tiempo.

Sin embargo, la Súper Visa, deberá ser renovada cada dos años, en un proceso que tendrá que hacerse desde fuera de Canadá.

Esta nueva visa, en cualquier caso, no se concederá de forma automática a todo aquel que la solicite. El gobierno ha puesto como condiciones que, para poder obtenerla, los padres y abuelos deberán tener un seguro médico privado que cubra cuidados médicos, hospitalización y repatriación, y cumplir con un nivel mínimo de ingresos anuales de alrededor de 17.000 dólares.

Igualmente, los residentes que quiera recibir la visita de sus padres y abuelos a través de esta Súper Visa, deberán demostrar que pueden hacerse cargo de sus familiares económicamente, para lo que el gobierno les exige tener unos ingresos mínimos anuales de en torno a 22.000 dólares, en unos estándares que se deben ajustar dependiendo del número de personas que vayan a ser apadrinadas. Usted puede consultar las tablas con detalle en la siguiente dirección de la Página Web del Ministerio de Inmigración y ciudadanía.

Además, La Súper Visa no incluye a las personas dependientes del solicitante, que deberán pedir sus propios visados de manera independiente. Solo el cónyuge o pareja de hecho podrá beneficiarse de la concesión de este visado.

Por otra parte, muchos de los factores que se contemplan actualmente para la concesión de un visado de visitas, seguirán teniéndose en cuenta, entre ellos, los lazos del interesado con su país de origen, o el haber sido invitado por un residente en Canadá

Los interesados deberán someterse asimismo a un examen médico igual al que deben pasarlas personas que aspiran a convertirse en residentes en Canadá.

Según Inmigración Canadá, los tiempos de espera serán similares a los existentes actualmente para las visas de visita ordinaria, es decir, menos de un mes en promedio.

Con la puesta en marcha de esta visa, el gobierno conservador pretende hacer frente al enorme retraso existente actualmente en la concesión de visados a los cerca de 165.000 padres y abuelos que tratan de reunirse con sus familias en Canadá.

De otro lado, el ministro de Inmigración de Canadá, Jason Kenney, añadió que el requisito del seguro médico puede facilitar las respuestas afirmativas por parte de los funcionarios encargados de conceder el visado: Una de las razones por la que se quiere que las personas demuestren que tienen seguro de salud cuando entran a Canadá es proporcionar a nuestros funcionarios una mayor seguridad de que los admitidos no van a terminar representando un costo para los contribuyentes Canadienses.

La nueva Súper Visa fue anunciada, a modo de compensación, cuando el gobierno federal decidió, a principios del pasado mes de noviembre, suspender temporalmente la posibilidad de que los Canadienses auspicien las aplicaciones de inmigración de miembros des sus familias residentes en el exterior y dejó de aceptar nuevas solicitudes. Esta medida afecta a los padres y abuelos de inmigrantes que ya están viviendo en Canadá, y tendrá, en principio, una duración de dos años.

El programa destinado a la reunificación familiar quedó, por tanto, congelado, mientras el gobierno federal intenta hacer frente al atraso existente en el tratamiento de los expedientes. Como resultado de estas demoras, las personas que quieren traer a sus familiares a Canadá se ven obligadas actualmente a esperar varios años.

Con respecto a las solicitudes de padres y abuelos que están actualmente en lista, el Ministro de Inmigración, Jason Keney, dijo que el gobierno prevé aceptar un mayor número de casos a partir del año 2012. El objetivo es incrementar las admisiones en un 60 por ciento, pasando de las 15.300 solicitudes aceptadas el año pasado a un total de 25.000.

Agregó Kenney, que las nuevas medidas son parte de un plan más amplio para eliminar la acumulación de solicitudes de inmigración de padres y abuelos, y para reducir de ocho a cuatro años el tiempo que dura el proceso.

Señaló que el gobierno quiere evitar una acumulación y asegurarse de que el sistema es “financieramente sostenible”. Si dejamos el programa abierto para las aplicaciones durante este periodo de consulta y rediseño, sabemos que va a pasar. Nos veremos completamente inundados con aplicaciones, precisó. Es importante que hagamos una pausa temporal en las solicitudes recibidas, como parte de nuestro plan de acción, finalizó diciendo el Ministro de Inmigración de Canadá, Jaso Kenney.

 

Scroll To Top