“COMO MIGRAR A CANADÁ Y TRIUNFAR EN EL INTENTO”

Johana Botero y Dwin Paez

 

“COMO MIGRAR A CANADÁ Y TRIUNFAR EN EL INTENTO”

El cambio del chipo Colombo-Canadiense, una historia de cómo exportarnos a nosotros mismos como talento de calidad

 

Por: JOHANA BOTERO GIRALDO, ENFERMERA PROFESIONAL INMIGRANTE

SAINT HYACINTHE, QC.

Montreral, diciembre 14 de 2017.- Es evidente, que la vida de un inmigrante no es fácil, decidir dejar el país donde nació, la familia, las costumbres; para comenzar un viaje desconocido, una aventura llena de expectativas, temores y mucha incertidumbre. Pero, todo con el fín de dar un vuelco total a la vida, descubrir nuevas cosas, conocer nuevas culturas, aprender un nuevo idioma y mejorar la calidad de vida; todo esto nos llevó a mi esposo y a mí a tomar esta importante decisión, de iniciar un proceso de migración como residentes permanentes, para instalarnos en la Provincia de Québec, Canadá.

Animados por un proceso de migración interesante, en donde la profesión de enfermería era una de las profesiones de mayor demanda en el país, en la provincia de Québec; decidimos investigar et buscar información más específica sobre el proceso, y también sobre nuestras posibilidades y garantías de iniciar ésta nueva aventura.

Decidimos consultar con una agencia de migración, quién conocía en detalle del proceso, esta daba charlas de información gratuitas, sus ventajas, características, etc. Después tomamos una cita personalizada gratuita con ellos, esta para hacer una evaluación de nuestro perfil, nuestras posibilidades, requisitos y tiempo del proceso; salimos muy animados de la entrevista ya que nuestros perfiles contaban con muy buen puntaje para aplicar al proceso; gracias a nuestras profesiones, experiencia laboral, nuestra edad y el aplicar en pareja, entre otros.

Claramente, no era fácil tomar una decisión tan importante de inmediato, pues éste proceso toma tiempo, dedicación, inversión económica y demás; incluido el hecho que si tomamos la decisión, es dejar todo atrás, para viajar a lo desconocido y comenzar desde cero.

Quiénes están dispuestos a salir de su zona de confort e iniciar nuevas aventuras y tomar riesgos? No todos, verdad? Sin embargo, nosotros estábamos seguros de dar un cambio drástico a nuestra vida, yo trabajaba como enfermera jefe en la unidad de gastroenterología de los Hopital Universitario Fundación Santa Fé de Bogotá, uno de los mejores hospitales, reconocido a nivel latinoamérica; con un horario tranquilo, de 7am a 5pm, buen salario para una enfermera en general en nuestro país, un equipo de trabajo excelente y una jefe extraordinaria; mi esposo igualmente, con buenas condiciones laborales; pero, cansados de la vida agitada de la gran capital, de la rutina diaria, de hacer lo mismo todos los días, decidimos iniciar el proceso con la mano de Dios!

Johana Botero

Así fue entonces, como contactamos de nuevo la agencia y contratamos sus servicios de asesoramiento, incluido el curso de francés, el cual era importante iniciar antes de enviar algún documento al Gobierno Canadiense, gracias a nuestros perfiles, nos exigían en esa época un nivel básico en francés, para pasar una entrevista ante un agente de migración Canadiense. Éste proceso puede tardar entre 1 y 3 años, varía según el perfil de cada aplicante, quiero aclarar, que el proceso ha tenido muchos cambios, las exigencias no son las mismas, comparadas a nuestra época.

Listo! iniciamos el proceso, nuestro curso de francés en las noches, también preparando poco a poco todos los documentos exigidos, para enviarlos en el momento indicado, informándonos sobre el proceso de equivalencias de nuestras profesiones, ya que, desafortunadamente, esta información no es muy clara en el momento de la aplicación como residente permanente, hay profesiones como la mía « enfermería » que requiere a parte de ser residente permanente, convertirse en miembro de la orden profesional de enfermeros y enfermeras de Quebec, OIIQ (Ordre des infirmiers et infirmières du Québec) para poder ejercer la profesión en la provincia. En este aspecto, la asesoría por parte de la agencia fue mínima, así que empecé a informarme directamente con la orden de todos los pasos a seguir para obtener mi permiso y ejercer la profesión al llegar al país; este proceso es muy largo, empecé este proceso poco a poco al mismo tiempo que el proceso de migración, pues los documentos a recolectar eran muy específicos, con los empleadores, la universidad etc. Para conocer más en detalle del proceso a seguir de obtención del permiso como enfermera, los invito a consultar mi artículo «  Integración de enfermeras extranjeras en la Provincia de Québec, Canadá » en la revista « Actualizaciones en enfermería ».

Pasaron más o menos 3 meses de haber comenzado nuestro curso de francés, de tener todos los documentos listos para iniciar nuestra inscripción ante el gobierno y decidimos enviar nuestro perfil para evaluación del mismo, con mucha suerte; 1 semana después de haberlos enviado, recibimos la confirmación que nuestros documentos habían sido recibidos con éxito. (Según la agencia, es un caso extraordinario, normalmente puede tardar más de 1 año, antes de recibir ésta notificación) Así que tuvimos que intensificar nuestros cursos de francés, contratamos profesor particular para prepararnos para la entrevista, la cuál fué programada poco tiempo después.

Con éxito logramos una buena entrevista y al mismo tiempo nuestro CSQ (Certificat de sélection du Québec) lo que confirma, que nuestro proceso iba cumpliendo su objetivo y nuestro sueño de residir en Canadá se estaba haciendo realidad. Finalmente, cuando tuvimos el CSQ, pude comenzar el proceso ante la orden de enfermeras OIIQ y comenzar a enviar documentos; al mismo tiempo, empecé a informarme e investigar sobre ofertas laborales enfermeras en la provincia, la persona que iba a recibirnos al llegar a Canadá, residía en Saint Hyacinthe, QC, – ciudad en la cual vivimos actualmente desde que llegamos, ésta persona me envió la información del sitio web del hospital de la ciudad y me lancé a enviar mi hoja de vida, aún estando en Colombia. Con suerte y sin imaginarlo, el hospital llamó a ésta persona, con el fin de contactarme y convocarme a una entrevista; efectivamente, aún seguiamos en Colombia, y yo aún no tenía mi permiso de enfermera; sin embargo el hospital me hizo una oferta laboral y esperaban mi llegada para conocerme y ver mis posibilidades laborales. Increíble! Seguían saliendo luces en el camino, que nos motivaban y nos mostraban que la decisión que habíamos tomado era la adecuada y que nos esperaban cosas maravillosas, en ésta nueva aventura.

El proceso siguió, nuestra vida igual; sin embargo más ocupados preparando nuestro futuro, yo con dificultades en mi proceso con la orden de enfermeras, documentos enviados que eran rechazados, volviendo a enviar, invirtiendo tiempo y dinero en ello, pero no me rendía, mi objetivo era avanzar en ese proceso lo antes posible y así al llegar al país integrarme a la vida laboral lo más pronto posible. – Más o menos, 3 meses después de nuestra entrevista, hicimos los exámenes médicos exigidos por migración para al final poder recibir nuestra visa de residente permanente y tener el derecho de entrar al país. Todo nuestro proceso de migración, tardó en promedio unos 8 meses. – Tiempo récord! Sin embargo, no viajamos inmediatamente, yo debía terminar mi maestría y organizar todo lo que implicaba dejar nuestro país, para iniciar una nueva vida en otro.

Con visa en mano, anunciamos la noticia a familiares y amigos, muchos sorprendidos por la decisión, pero al mismo tiempo la tristeza que invade cuando sabes que un ser querido decide partir lejos buscando nuevos horizontes y que no sabrás cuanto tiempo va pasar antes de volverlo a ver. Vender nuestras cosas, empezar hacer ahorro para llegar al país sin pasar ninguna necesidad mientras logras integrarte y empezar a laborar. Llegó el día! 14 de septiembre 2011. Hora de partir! dejar atrás recuerdos, costumbres, familiares, buenos amigos, buenos momentos, tu raíces; resumir tu vida a 6 maletas, 1 portátil, 2 celulares, un efectivo y tu corazón lleno de ilusión, pero a la vez lleno de temor e incertidumbre.

Bienvenidos a Canadá! Llegamos, felices y llenos de expectativas para iniciar una nueva vida en éste país, fue maravilloso llegar a una pequeña ciudad en donde encontramos personas maravillosas quienes nos siguieron de cerca en nuestro proceso de integración, personas que se convirtieron en amigos, nos tendieron su mano, amigos que aún lo siguen siendo hoy en día, otros que pasaron por nuestra vida, pero que también dejaron bellos momentos y recuerdos, siguieron su camino, pero cada persona tiene algo que aportar a tú vida y que queda en tus recuerdos. Pudimos hacer contacto con organismos de inmigración para guiarnos en nuestros documentos iniciales como « La maison de la famille », quienes nos ofrecieron asesoría para completar los documentos para la tarjeta de residente permanente, tener nuestra tarjeta de salud y acceso a un curso de francés presencial, a tiempo parcial. Al mismo tiempo, tuvimos la fortuna de tener contacto con Forum 2020, organismo de inmigración que trabaja fuerte en actividades de integración para profesionales inmigrantes, que deseen instalarse en ésta región, la región de Saint Hyacinthe.

Johana Botero

Nosotros teníamos claro, que nuestro objetivo era llegar e integrarnos lo más pronto posible, aprender el idioma y trabajar. Existieron personas que nos guiaron bien, una de ellas me aconsejó empezar hacer voluntariado, como auxiliar de cuidado en una residencia de religiosas, donde esta persona trabajaba, fue una experiencia maravillosa  a nivel personal y profesional, me permitió adquirir experiencia laboral Canadiense y mejorar en el idioma. Para mi integración laboral como enfermera, era necesario completar todo un proceso ante la orden de enfermeras, lo que tomaba tiempo y dedicación, pero mientras lograba ese objetivo; hice mi voluntariado y además, tuve la oportunidad de tener un encuentro directo con un funcionario del hospital, al cual había aplicado desde mi país, en un « desayuno de empleo » ofrecido por Forum 2020, nuevamente pude hacer contacto directo con ellos y expresarles mi interés de comenzar a trabajar como auxiliar de cuidado, lo que se llama aquí «  Préposée aux bénéficiaires », a la espera de completar todo lo necesario, antes de obtener mi permiso como enfermera. Fui convocada a una entrevista y después contratada por CISSS de la Montérégie-Est, Hôpital Honoré Mercier, como « Préposée aux bénéficiares » una oportunidad única, que me permitió avanzar en el idioma, adquirir experiencia laboral, antigüedad en la institución y seguir tranquila mi proceso con la orden profesional. Mi esposo, por fortuna su profesión como Ingeniero Informático, no le exigía ser miembro de una orden profesional, para empezar a trabajar en su área y gracias a sus competencias en arquitectura de software y programación, 1 mes después de nuestra llegada, consiguió un buen trabajo en su área, como Analista informático, de la Facultad de medicina veterinaria, de la Universidad de Montréal; con poco francés, su empleador sin haber encontrado a nadie con sus competencias, después de mucho tiempo de estar el puesto vacante, decidió contratarlo.

Todo ésto fué increible, es posible que hubo influencia del destino, la suerte, los astros; pero algo si es claro! La actitud es muy importante para lograr lo que se desea, perseverar, persistir y nunca desistir. Eso nos caracteriza y ha permitido que logremos cosas maravillosas, todos los procesos son diferentes, no podemos decir que otra enfermera o que otro ingeniero informático, contará con las mismas oportunidades, los tiempos cambian, las personas somos diferentes y cada uno es único, sin embargo puedo decir, que el proceso está bien hecho, bien estructurado y que requiere de constancia y perseverancia para lograrlo, pero es posible!

Después de un largo proceso ante la orden de enfermeras de Québec, OIIQ; de cursos de francés, curso de integración a la profesión de enfermera por 7 meses, con prácticas clínicas, cursos y exámenes, trabajar como candidata al ejercicio de la profesión de enfermería CEPI (Candidate à l’exercice de la profession infirmier) obtenido después de culminado mi curso de integración y pasar el exámen profesional, finalmente pude ejercer mi profesión como enfermera profesional (todo éste proceso me tomó aproximadamente 2 años), mi antigüedad en el hospital, mis competencias, mi experiencia laboral de Colombia, mi maestría y pasar nuevamente un exámen y una entrevista con el mismo empleador, me permitió convertirme en coordinadora de la Clínica de Cuidado en el CSLC des Maskoutains – CISSS de la Montérégie-Est, mi puesto actual, desde hace 2 años y desde hace 5 y medio empleada para el mismo hospital. Me siento afortunada y agradecida por las bellas oportunidades que he tenido y que claramente he podido aprovechar. Por eso mismo, en vista de los tropiezo que tuve con el proceso para obtención del permiso, pues la información no es clara con la orden profesional, es difícil comunicarse con ellos, decidí crear una página en Facebook « Enfermeras en Canadá/johanabotero » para guiar a todos aquellos enfermeros profesionales latinoamericanos que desean migrar a la provincia de Québec, Canadá y guiarlos en el proceso, para que tomen el mejor camino y las mejores decisiones, ya que en mi época fué dificil y no conté con la misma suerte, pero aprendí mucho de ello.

Agradecemos a todos los que han confiado en nosotros, quienes nos mostraron el mejor camino, nos guiaron y acompañaron en todo nuestro proceso, aportando un granito de arena a nuestro éxito! A todos aquellos que no han logrado su objetivo, que su integración no ha sido fácil, los animo a seguir adelante y no desistir, busquen alternativas, no tengan miedo al rechazo, el idioma es importante; pero hay que salir, integrarse, trabajar, hacer amigos francófonos y lanzarse, todo es posible!

 

« La migración debe ser una opción, no una obligación o la única salida! es estar dispuesto asumir retos, desafíos y superar sus propios objetivos, siendo perseverante y llegar triunfante a la meta, no hay caminos cortos hacia grandes cosas, es mejor ir lento, pero seguro! »

Johana Botero Giraldo M.Sc.Inf

Coordinadora Clínica de Cuidado

CLSC des Maskoutains – CISSS de la Montérégie – Est

Supervisora prácticas Clínicas, Universidad de Sherbrooke, Universidad de Montréal

Miembro grupo editorial, Revista Actualizaciones en Enfermería

Mentora, inmigrantes profesionales, Espace Carrière

Saint- Hyacinthe, Qc. Canadá

johanabotero@gmail.com

 

Agradecimientos a: Hollman Silva, por el título del artículo, a mi esposo Dwin Paez, apoyo en edición y a Canadá en las Américas por el espacio de publicación.

 

Scroll To Top