Colombia en paz sería el paraíso de Latino América

La paloma de la pazPor: Mario Gualy Méndez

Como de costumbre a las 6 de la mañana y antes de tomar el camino hacia una nueva jornada de trabajo, mi deber me obliga a echarle una hojeada a los principales Journeaux (periódicos) internacionales, nacionales y locales, así como visualizar los hechos más importantes y acontecimientos de última hora en Colombia.

En este ejercicio de cotidianidad, encontré de nuevo una noticia que me sigue sorprendiendo y sin duda alguna muy preocupante,  en donde el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, en Nueva York, reiteró la noticia sobre la posibilidad de que los guerrilleros de las Farc podría ocupar cargos públicos y los grandes jefes de esa guerrilla estaría habilitados para aspirar a la presidencia de la república. Claro, esta noticia no es nueva, pero ahora que se están dando las cosas y bienvenida la paz para Colombia, este punto es muy peligroso para el país, no sé si ustedes estén de acuerdo con mi humilde apreciación?.

Sin ir más allá, el primer mandatario de los Colombianos durante una conferencia en Nueva York dijo: que al concluir el proceso de paz en la Habana cualquier guerrillero podría optar por un cargo público, al argumentar que el proceso busca que dejen las armas y continúen su lucha por la vía legal.

Incluso, aseguró que el líder de las Farc, Rodrigo Londoño, alias Timochenko, con quien logró el acuerdo tras llevarse a cabo intensas negociaciones en Cuba, donde aún continúan, podría aspirar a la presidencia.

No quiero con esto causar pánico, ni ser pesimista al ante anhelado proceso de paz que todos los colombianos estamos esperando, pero esto de que un terrorista, narcotraficante, violadores de derechos humanos etc etc durante más de 60 años, llegue a tomar las riendas del país, sería la hecatombe para una colombia que sueña dormir en paz.

Y es que no es para menos, la paz es un valor supremo. Sin paz no hay justicia, no hay democracia, no se puede garantizar ningún derecho fundamental. Así que la paz está en la mano de todos los colombianos, si dejamos escapar esa bella paloma blanca símbolo de la paz, Colombia  perdería la oportunidad de ser el paraíso de latino América.

Por eso nuestro compromiso es mostrar que la paz es el valor supremo y que vivir en guerra es absurdo. Se necesita una campaña cultural sobre el valor de la paz. Pero más que una campaña cultural, el pueblo colombiano está en la obligación de ejercer su derecho a la defensa de la paz, de aquí en adelante, cada colombiano debe asumir un compromiso con el voto en las urnas para blindar o bloquear cualquier amenaza a la paz. No podemos permitir que un personaje con una hoja de vida de más de 50 años en la guerrilla, nos arrebate el derecho a vivir en un paraíso.

La otra cara de la moneda es, la inseguridad, la criminalidad auspiciadas por otros actores de la violencia. Otro gran reto del gobierno nacional, pero también de los Colombianos. Contra la criminalidad se necesitan más políticas sociales que penales. Las políticas sociales tienen como efecto la construcción de un espíritu cívico y de uno de pertenencia. Si las personas se sienten excluidas de la sociedad, buscarán sentirse incluidas de otra manera, como en el narcotráfico o en la criminalidad. Una de las garantías de la consolidación de la paz es el desarrollo de la democracia en todas sus dimensiones: la máxima libertad de prensa y de asociación, la salud, la igualdad… el problema de la seguridad no se resuelve con las penas.

La esperanza de un pueblo no ha muerto, Colombia sigue luchando por los senderos de un camino que nos conduce a la paz, es el derecho de un pueblo y sobre este propósito trabaja el gobierno de Juan Manuel Santos, mientras que 48 millones de colombianos esperamos que el sueño de la paz sea una realidad. Colombia en paz sería el paraíso de latinoamerica.    

Scroll To Top