Canadá legaliza el consumo de Marihuana

 

El texto de ley pasará a consideración de la Cámara de Representantes

Montreal, junio 8 de 2018.- Los senadores canadienses aprobaron el jueves por la noche la norma que legaliza el consumo de cannabis con fines recreativos en el país, con 52 votos a favor, 30 en contra y una abstención. El texto de la ley, modificado por los senadores, pasará ahora a consideración de la Cámara de Representantes, dominada por los liberales del primer ministro Justin Trudeau, quien había hecho de la legalización de esta droga una promesa de campaña.

Justo después de la votación, el ministro de Justicia, Jody Wilson-Raybould, celebró la aprobación de la norma por parte de los senadores. Esta ley “creará un mercado estrictamente regulado para el cannabis, para mantenerlo fuera del alcance de los jóvenes y privar a los delincuentes de los beneficios”, dijo.

Cuando diputados y senadores acuerden el mismo texto, faltará colocar el sello real para que la legalización del cannabis recreativo entre en vigencia. Esta nueva etapa en el Parlamento podría tomar varias semanas, debido al receso legislativo que comenzará este mes. Los parlamentarios volverán a sentarse a mediados de septiembre y la legalización podría ser efectiva antes de fin de año.

De convertirse en ley, Canadá se convertirá en el primer país del G7 en reconocer el uso legal de esta droga para su consumo recreativo.

El próximo domingo se reunirá el Congreso Mundial de Cannabis: 450 líderes del sector harán un balance sobre cómo crear un mercado completamente nuevo, en el inicio de una nueva era después de la aprobación en el Senado canadiense.

En vísperas del comienzo de la cumbre del G7 en Quebec, Canadá se apresta a convertirse en el primer país antiprohibicionista por ley entre los Siete Grandes (solo Uruguay aprobó una legislación de este tipo a nivel nacional).

Y la historia se hará, entonces, pese al obstruccionismo de los conservadores que también se caracterizó hasta ahora en el proceso de ley.

El enfoque de Canadá difiere del adoptado en Estados Unidos, donde nueve estados y el Distrito de Columbia legalizaron el cannabis, pero no ha habido una discusión nacional sustantiva sobre la droga ampliamente utilizada.

En este caso, la marihuana se convertiría en un bien de consumo, legal y regulado, incluso con límites precisos. Y un mercado listo para crearse.

En tanto, la marihuana medicinal es legal en Canadá desde 2001, y muchas compañías de cannabis con sede en Estados Unidos compiten por la posición en ese mercado con miras a una legalización más amplia.

Scroll To Top