Asamblea Nacional de Venezuela declara el “abandono del cargo” de Maduro

2016-05-17t213827z_909842398_s1beteqebjaa_rtrmadp_3_venezuela-politicsLa Asamblea Nacional de Venezuela aprueba declaratoria de abandono del cargo del presidente Nicolás Maduro por el supuesto incumplimiento de sus funciones constitucionales

El Parlamento venezolano, de mayoría opositora, declaró este lunes al presidente Nicolás Maduro en “abandono del cargo”, al responsabilizarlo de la grave crisis que sufre el país, y pidió la celebración de elecciones.

“Aprobado el acuerdo con el cual se califica el abandono del cargo a Nicolás Maduro y se exige una salida electoral a la crisis venezolana para que sea el pueblo el que se exprese a través del voto”, anunció el jefe de la Asamblea Nacional, Julio Borges, al leer el acuerdo desde la tribuna del hemiciclo.

La bancada de la Unidad Democrática apeló a la figura del abandono del cargo, contenida en la Carta Magna, luego de que el 13 de diciembre aprobara la responsabilidad política del Jefe de Estado “por la grave ruptura del orden constitucional y democrático, la violación de derechos humanos y la devastación de las bases económicas y sociales de la nación que ha llevado a cabo”. Aunque físicamente se mantiene en Miraflores, los promotores de la iniciativa argumentan que Maduro no cumple con sus funciones y es el principal culpable de la crisis que azota a Venezuela, caracterizada por la escasez de alimentos y medicinas, una alta tasa de inflación que se acerca a 600% y una violencia criminal que, según datos extraoficiales, cerró con una cifra récord de 28,479 asesinatos en 2016.

Antes de que la Asamblea Nacional iniciara el debate, el Tribunal Supremo de Justicia emitió un comunicado en el que advierte que los diputados “no tienen la facultad para destituir al Presidente de la República”. La cúpula del Poder Judicial recordó que en noviembre prohibió a los legisladores “convocar y realizar actos que alteren el orden público; instigaciones contra autoridades y poderes públicos, así como otras actuaciones al margen de los derechos constitucionales y del orden jurídico”.

La ofensiva del Legislativo confirma el fracaso del proceso de diálogo que el oficialismo y la oposición iniciaron el pasado 30 de octubre con la facilitación del Vaticano, la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero (España), Leonel Fernández (República Dominicana) y Martín Torrijos (Panamá).

Tras los últimos contactos entre las partes, que se realizaron el 6 de diciembre de 2016, los acompañantes internacionales solicitaron “a los poderes públicos no aprobar o abstenerse de dictar decisiones que dificulten la relación entre ellos o el proceso de diálogo hasta el 13 de enero de 2017”, cuando tenían previsto retomar las conversaciones. Ninguno de los actores respetó esta petición.

La crisis política en Venezuela se agudizó a finales de octubre pasado, después de que la justicia penal suspendió la celebración del referendo revocatorio que la oposición pretendía activar para echar a Maduro del palacio de Miraflores. La mayoría parlamentaria rechazó el bloqueo de la consulta electoral y denunció que en el país se instauró una dictadura.

Scroll To Top