¿Cómo y cuándo obtener la ciudadanía Canadiense?

Si eres un inmigrante en Canadá y te sientes contento en este país, el paso siguiente que deberías dar es conseguir la ciudadanía canadiense. Así podrás seguir concretando satisfactoriamente tus planes en la nación que te acogió.

Si desde hace un tiempo resides en Canadá, gracias a tu visa de residencia permanente, lo más probable es que lo que has descubierto de este país te ha fascinado. Debes sentirte muy bien en la ciudad que elegiste para vivir. Pero eso no es todo lo que este país te ofrece.

Canadá te ofrece la Ciudadanía y poder ser reconocido en todo el mundo como un ciudadano canadiense. A continuación, hablaremos sobre todo lo que un inmigrante de Canadá debe saber para obtener la nacionalidad canadiense.
Como se sabe, el estatus que obtiene un inmigrante de Canadá (a través del programa migratorio) es el de residente permanente. Con esta condición, el migrante goza de los mismos derechos de cualquier ciudadano canadiense, a excepción del derecho al sufragio y a la adquisición del pasaporte canadiense.

Para acceder a estos derechos de gran importancia es necesario solicitar la ciudadanía canadiense. Para ello, el inmigrante residente necesita saber que para poder realizar este trámite debe esperar tres años. Es decir, el inmigrante debe contar con una residencia permanente de mínimo 1095 días.

Otros requisitos importantes son los siguientes:

Ser mayor de 18 años y hablar fluidamente el idioma inglés o francés. Además deberá aprobar ante un juez de inmigración dos evaluaciones. Uno sobre conocimientos generales del país (historia, geografía, política, gobierno, economía y otros); y otro de suficiencia de uno de los dos idiomas oficiales. Por último, el inmigrante que desea ser un ciudadano canadiense deberá evidenciar, también, conocimiento acerca de los deberes y derechos de los ciudadanos de ese país.

El juez de inmigración es el responsable de otorgar al solicitante, luego de realizada la ceremonia del acto de juramentación, el Certificado de Ciudadanía Canadiense.

Entonces, la documentación que se requiere para el correcto inicio del trámite consiste en la presentación de: copia de la Prueba del Estatus como Residente en Canadá (PR Card, exigida desde el 2004); un ejemplar de la solicitud de ciudadanía; dos fotos tamaño pasaporte con una antigüedad no mayor de 12 meses (según lo dispuesto por el Ministerio de Ciudadanía e Inmigración); pagar la suma de $ 200 a favor del Receiver General of Canadá ($100 por el trámite de la solicitud y $100 por el Derecho a la Ciudadanía);. (Esto precios pueden variar debido que el gobierno puede hacer cambios en cualquier momento en materia de precios), copia de dos documentos de identificación (por ejemplo, la licencia de conducir o la tarjeta de servicios de salud).

Una vez obtenida la ciudadanía canadiense, la vida de un inmigrante cambia en algunas cosas. Por ejemplo, al ser un ciudadano canadiense accedes al derecho de entrar, permanecer y salir de Canadá cuando lo desee. Así lo establece el acta de constitución de Canadá. Además, el ciudadano canadiense no puede ser deportado.

Por otro lado, podrá acceder a todos los derechos políticos refrendados por la Constitución. Es decir, podrá elegir y ser elegido. También tendrá mayores opciones para conseguir un empleo en el gobierno federal. Para ello deberá mostrar respeto hacia la Reina del Reino Unido, conocer las leyes de Canadá y cumplir los deberes del ciudadano canadiense.

Para acceder a la ciudadanía canadiense es necesario realizar un compromiso con la sociedad que te abrió las puertas y te permitió hacer realidad tus sueños. Si bien, hay una serie de requisitos que se deben cumplir para realizar este trámite, algunas evaluaciones pueden ser exceptuadas dependiendo de la edad del solicitante y el tiempo que tenga como residente permanente en territorio canadiense. Lo que se debe tener presente es que este es un paso importante que implica ciertas responsabilidades.

Scroll To Top