¿Cómo es la vida de un inmigrante en Canadá?

La vida de un inmigrante implica una vida plagada de obstáculos y retos. Sin embargo, lo primero con lo que debe contar todo inmigrante, para poder sobrellevar su proceso de adaptación a una nueva realidad, es una buena actitud.

Emigrar a Canadá es, probablemente, uno de tus mayores retos hasta este momento. A tu llegada a Canadá, es indudable que experimentarás un gran impacto cultural: tus costumbres propias, tu forma de ver la vida, posiblemente, no concuerde con el estilo canadiense.

Pero, ¿Cómo es la vida de un inmigrante en Canadá? En el presente artículo, trataremos de resolver esta interrogante. Las líneas a continuación se basan en experiencias particulares de muchas personas, por ningún motivo debes creer que estas experiencias son repetitivas, pues el proceso de inmigración es individual. Sin embargo, esta información servirá para ampliar tu criterio sobre lo que significa vivir como inmigrante en Canadá.

Lo primero que debes saber es, que como una cultura anglo, mayoritariamente, los canadienses actúan de forma muy reservada. Este es uno de los principales choques que todo hispano sufre, dado que proviene de una cultura social abierta y muy amiguera.

A su vez, la ausencia de la familia y los amigos, el perderse importantes momentos familiares, es también otro de los principales motivos que provoca tristeza sobre cualquier inmigrante hispano. Además, la cultura anglo-canadiense presenta costumbres que a vista de los hispanoamericanos pueden parecer muy sobrias y reservadas. La cultura franco-canadiense (Québec) es más próxima a la hispana, debido a la influencia franco-mediterránea y a la mayor cercanía idiomática.

Entonces, es primordial que todo inmigrante logre vencer las barreras idiomáticas, para así poder vincularse a una sociedad que – aun siendo diferente- está dispuesta ha albergarlo como uno de sus integrantes.

Cabe señalar que, al ser el inmigrante una persona con plenos derechos, cuenta con un sistema de salud reconocido mundialmente y uno de los mejores sistemas educativos (gratuidad hasta la enseñanza secundaria y subvenciones en la educación superior). Existen otros detalles, como el bajo nivel delictivo y los diferentes sistemas de transporte masivos (líneas de buses, red ferroviaria urbana).

Ahora bien, es necesario mencionar también que, en los últimos años, se ha producido una gran desventaja para los inmigrantes. Recientes investigaciones muestran datos alarmantes sobre el nivel de desempleo en los inmigrantes, y la disparidad entre los inmigrantes y los ciudadanos oriundos de Canadá, en cuento a la rapidez con que consiguen empleo. Estos informes, por ejemplo, señalan que los inmigrantes de entre 25 y 54 años, con estudios universitarios, tienen una tasa de desempleo del 12,1%. Mientras que la tasa para los canadienses, con el mismo nivel de calificaciones, es del 3%.

Esto quiere decir que, si bien es cierto, Canadá ofrece diversas oportunidades, éstas no serán fáciles de obtener. Debes tener presente que, debes competir por un puesto de trabajo no solo con inmigrantes, sino con personas nacidas en Canadá. Por ello, lo primero que debes lograr es generar confianza de que tus capacidades son valiosas para las diferentes empresas u organizaciones. De esta manera, éstas podrán brindarte una oportunidad.

Scroll To Top