¿Cómo es la navidad en Canadá?

Las fiestas navideñas son una costumbre típica en casi todas partes del mundo, también consideradas uno de los momentos más emotivos y esperados del año, quizás por sus tradicionalidades, sus encantos, su colorido, o simplemente por el hecho de estar reunidos en familia. La realidad es que se considera a ésta la fiesta más preferida, en donde cada país dispone de características y tradiciones diferentes que hacen de su propia fiesta una festividad inolvidable. Canadá por otra parte dispone de ciertas costumbres que catalogan la roja navidad con una esencia muy especial. Pero ¿Cómo celebrar una navidad canadiense?

Anteriormente las navidades eran festejadas los 25 días de noviembre en honor especial a Saint Catherine, reconocida como la patrona de las mujeres solteras. Siendo esta claro, la excusa ideal para que las mujeres se disputaran a alguno de los solteros que se encontraban en la habitación. Entonces, como es costumbre y prácticamente ya tradición, como primer factor es necesario un “Taffy Pull”, un generoso caramelo o golosina la cual puede estirarse considerablemente. Como segundo detalle y no por ello menos importante, siempre es necesario el postre final, el cual debe prepararse ante todo con anticipación para no ser olvidado posteriormente.

Por otra parte las navidades canadienses se caracterizan por las clásicas y conservadoras canciones navideñas, sean en ingles, francés, o alemán. Una de sus tradiciones más interesantes era escuchar por las mañanas las cálidas melodías navideñas de mano del coro de la ciudad, en ocasiones también por grupos de personas en la puerta de los hogares (muy tradicional en las películas).

Es necesaria la preparación de dulces navideños, otorgando de esta forma el toque de dulzura que toda festividad debe tener. En este punto podemos destacar como las más preferidas las deliciosas magdalenas de chocolate, o galletas heladas hechas con cacao y azúcar. Sin duda serán la entrada perfecta antes de deleitar el gran festín.

Y como último detalle es fundamental que toda navidad disponga de su especial tonalidad: el fuerte color rojo, tan tradicional en el traje de Santa, como en las guirnaldas navideñas. De esta forma es que nuestro árbol debe disponer al menos de un colgante navideño que disponga un colorido rojo, solo como detalle decorativo tradicional. Y es de esta forma que concluye la tradicional preparación navideña canadiense, solo resta practicarla y disfrutar de la noche buena.

En conclusión las celebraciones de Navidad en Canadá son muy similares a las de Estados Unidos.

En algunas provincias, un gran festival de invierno, llamado Sinck Tuck, es festejada por los esquimales, con baile y canciones.

Un labrador, guarda nabos desde la cosecha del verano y las reparte a los niños en Navidad que portan una vela encendida.

En Nueva Escocia, un país resuelto por tierras altas escocesas, cantan villancicos traídos de Gran Bretaña desde hace 2 siglos, se cantan todas las mañanas.

También, en Nueva Escocia, durante los doce días de Navidad, pequeños grupos de belsnicklers, mummers o enmascarados, aparecen en los barrios haciendo sonar campañas con mucho ruido, van buscando dulces o cualquier otro regalo. Los anfitriones pueden tratar de adivinar quién es el mummers, si lo adivina deja de hacer ruido con las campanas y al ser buenos son recompensados con dulces y regalos.

En Quebec muestran belenes en sus hogares como decoración navideña. Después de asistir a la medianoche a la misa, las familias comen pastel de carne de cerdo. Otra comida favorita es Boulettes o pequeñas albóndigas. Un banquete de Navidad se llama un reveillon.

En la Columbia Británica, el pavo de Navidad puede ser acompañado por cualquier alimento fresco o salmón ahumado.

En Canadá, la tradicional cena de Navidad es el pavo asado con verduras y salsas. Para el postre es rico, afrutado Navidad pudín con salsa de brandy. Picar tartas, pastelería casos llena con una mezcla de frutos secos picados.

Mummers enmascarados son una tradición navideña de Terranova.

Scroll To Top